Asus tiene dos nuevos portátiles pertenecientes a su serie N. Por un lado tenemos al Asus N51VG, un ordenador clásico en el sentido de que no es ni demasiado avanzado ni tampoco especialmente compacto. Sí consigue destacar el Asus N90SV, bastante potente y orientado al entretenimiento. Sin embargo, tropieza con la misma piedra que los Asus F70SL y X61SL: quizás es demasiado grande y pesado. Y sobre todo, bastante caro.

Y es que, con su pantalla de 18,4 pulgadas y más de cuatro kilos de peso, es un portátil más por formato que porque realmente vayas a llevártelo a la calle con frecuencia. Más bien terminarás usándolo como sustituto del ordenador de sobremesa, pues para contenidos de alta definición sí tiene todo lo que hay que tener: buen tamaño, proporción panorámica 16:9 y resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles).

Cuenta con un lector Blu-ray para poder ver películas en este formato, aunque también se pueden almacenar un buen número de vídeos en sus dos discos duros de 320 gigabytes cada uno. Lleva un procesador Intel Core 2 Duo P8700 (a 2,53 gigahercios) y cuatro gigabytes de memoria RAM, y en el apartado gráfico se defiende bien con una tarjeta Nvidia GeForce GT130M. En cambio, decepciona que su sonido envolvente sea sólo 4.0, sin refuerzo para graves.

Nada que ver con el Asus N51VG que, como ya hemos indicado, es bastante más estándar. Su pantalla se queda en 15,6 pulgadas y el peso roza los tres kilogramos. Una de sus características más peculiares es que incorpora un sintonizador TDT, de forma que se puede usar para ver la televisión digital. Para ello también se sirve de los 512 megabytes de memoria gráfica que aporta su tarjeta Nvidia GeForce G105M.

Su lector no admite Blu-ray, pero sigue siendo una práctica grabadora DVD Super Multi de doble capa. Con un procesador Intel Core 2 Duo T6400 a dos gigahercios, mantiene los cuatro gigabytes de memoria RAM, aunque sólo conserva uno de los dos discos duros de 320 gigabytes. Sus teclas multimedia están retroiluminadas y, curiosamente, su cámara web posee mayor definición que la del anterior.

Lo que ambos comparten es el modo de inicio rápido Express Gate, que da acceso a las herramientas más habituales sin tener que iniciar Windows Vista. En lugar de contraseñas, usan un sistema de reconocimiento facial como medida de seguridad. Y los dos poseen conectividad Bluetooth y modo de ahorro de energía. Pese a todo, sus diferencias se hacen más evidentes en los precios, que no son precisamente módicos: 1.750 euros para el Asus N90SV y 900 euros para el Asus N51VG.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...