Televisores de plasma gran formato y al mismo tiempo muy delgados, hasta el punto de que casi redefinen el concepto de “pantalla plana”. Samsung ha estrenado su nueva gama PAVV 850 con un modelo de amplias dimensiones a lo largo y ancho, con sus 50 pulgadas de diagonal. Y sin embargo extremadamente fino, pues apenas presenta 29 milímetros de grosor. Siguen los fabricantes empeñados en vendernos eso de “si es más delgado, mejor”. Pero lo cierto es que pronto tendrán que ir renovando sus estrategias, porque se están acercando al límite del grosor mínimo.

Sí resulta más interesante que sea compatible con DLNA, para que podamos visualizar contenidos desde otros equipos con esta tecnología (hasta los teléfonos móviles comienzan a incorporarla). Y otra utilidad que comienza a cobrar mucho peso a la hora de adquirir una tele: el puerto USB 2.0 y la posibilidad de reproducir películas DivX. LG ya lo está haciendo con muchos de sus modelos, véase los LG PS8000. Conectando un lápiz de memoria o un disco duro podemos visualizar vídeos y fotografías, o escuchar música en formato MP3.

Pese a que ya ha sido presentado oficialmente en Corea, no han trascendido aún muchos datos sobre sus cualidades técnicas. Tan sólo que es un 40% más eficiente de cara al consumo eléctrico con respecto a modelos anteriores. Y también algo más ligero, con un peso de 26 kilogramos. La compañía asiática tampoco ha querido desvelar aún su precio ni disponibilidad. Pero sí ha adelantado que vendrá acompañado de una versión aún más grande, de 58 pulgadas. Os mantendremos al tanto en cuanto se produzcan novedades sobre ellos.

Vía: Akihabara News

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,