El verano está encima y para muchas se inicia la operación bikini. Animada por los calores venideros, la firma británica Garmin ha mostrado una gama de dispositivos enfocados al deporte y el esfuerzo al aire libre. Aquí se encuadra este Garmin Forerunner 310XT, el hermano mayor del Garmin ForeRunner 305. Un entrenador personal y un navegador GPS. Un dos en uno (con minipantalla monocromo) que se lleva en la muñeca.

Forerunner 310XT soporta el agua y es sumergible hasta 50 metros de profundidad, así que también es apto para la natación. Incluye las funciones habituales de contador de calorías, cuenta kilómetros y pulsómetro, a la que suma un sensor cadencial y un servicio de localización por satélite. O lo que es lo mismo, un GPS diseñado por la empresa ANT+ con función HotFix, que acelera la captación de la señal. Eso sí. Este GPS no muestra mapas en colores ni mucho menos. Y es que el reloj tiene una primitva y poco resuelta pantalla monocromo numérica.

A pesar de estas limitaciones, podría ser de utilidad a algunos corredores, nadadores o ciclistas. El chisme incluye un soporte para colocarlo en el manillar del vehículo. Como ocurría con el Garmin FR60, tiene prestaciones como Auto Lap, que almacena la información de las vueltas que da el atleta, o Virtual Partner, para competir contra un compañero virtual. También es posible compartir los resultados en la incipiente comunidiad Garmin Connect. Más un proyecto comercial que una comunidad virtual conformada y extensa. La autonomía del reloj es de 20 horas. Su precio (algo subido para lo que ofrece) oscila entre los 350 y los 400 euros.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,