Emtec quiere hacer arte. Y si por arte entendemos los azulejos de la cocina, han acertado. Estas memorias USB llevan por título Emtec C310, C311, M410 y M411. Detrás de estos nombres tan poco sugerentes se encuentran cuatro lápices de memoria al más puro estilo kitsch almodovariano con varias capacidades y distintos colores.


Para intentar dar el pego de pop art, la firma francesa Emtec ha fabricado dos versiones muy discutibles. La primera se basa en un contraste entre mosaicos de colores y la segunda incluye un trébol, el clásico símbolo de la buena suerte. Los modelos que empiezan por la letra M se diferencian de los otros dos porque llevan una tapa deslizante, ideal para los más despistados que suelen perderlas.

Para la ocasión, Emtec ha sacado a relucir hasta cinco modelos de 2, 4, 8, 16 y 32 GB de capacidad. Los pendrives cuentan con una velocidad de lectura de 10 MB/s y una velocidad de escritura de 5 MB/s. Se conectan a través del puerto USB 2.0 y funcionan con Windows 98, 2000, XP, Me, Vista, Linux y Mac OS.

Los precios de los modelos de Emtec oscilan entre los 9 y los 78 euros. Aunque para arte, nos quedamos con las mini-memorias USB Lego, una réplica más lograda de todo un juguete pop art de nuestra infancia.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...