Ha llovido mucho desde los años 50. Los televisores, lejos de ser aquellas enormes y abombadas cajas, tienen hoy en día el factor de forma de un cuadro, pero ahí no se detienen las innovaciones. La firma surcoreana LG ha presentado en su país dos nuevos modelos de televisores, los 55LH95 y 55LH93. Ambos son de 55 pulgadas y lucen un tipazo de 24,8 milímetros de grosor. Los equipos cuentan con tecnología inalámbrica de transmisión de señal de vídeo y forman parte de la serie Xcanvas, a la que pertenecen el LCD de bajo consumo LH30FD, o el LH70, con Bluetooth.

Los de LG han tirado la casa por la ventana en estos nuevos modelos. La tecnología de las pantallas es LCD con retroiluminación LED, gracias a la que se consigue un contraste muy intenso y una fiel reproducción de los colores. Emplean un total de 3.360 lámparas LED. El ratio de contraste es muy alto, nada menos que de 5.000.000:1, y obtienen un mejor oscurecimiento de la imagen al dividir la pantalla en 240 bloques. Su velocidad de refresco es de 240 Hz.

Gracias a su conectividad inalámbrica, estos televisores puede compartir contenido con otros dispositivos que posean la misma tecnología. Por ejemplo, un ordenador con WiFi, un disco duro multimedia, videoconsolas, etcétera, sin necesidad de recurrir a cables. Además, los fabricantes aseguran que no se pierde calidad de imagen al no comprimir la señal.

El máximo responsable de LG, Simon Kang, señaló que ambas pantallas han sido diseñadas “para llegar al segmento más premium” del mercado. Suponemos que hace referencia a personas que se pueden permitir gastar los 5.500 dólares (unos 3945 euros) que cuesta el LG 55LH93 o los 5.900 dólares (4.240 euros aproximadamente) que vale el 55LH95. De momento, sólo se encuentran disponibles en Corea del Sur.

Vía: Akihabara News

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,