Un dispositivo tan pintoresco como poco práctico. Parece que los diseñadores de memorias USB se han quedado sin ideas para esta clase de gadgets. El USB Cigar Flash Memory es una memoria USB de fabricación casera con una capacidad de 4 GB y con forma de puro. Y lo que es aun mejor, libre de humos.

El invento cuida hasta el más mínimo detalle y llega a dar el pego. Una de las partes seccionadas del cigarro hace las veces de tapón protector para el conector USB. Aunque en el prototipo del vídeo se vea una conexión realizada con un pequeño cable extensor. Una vez que se conecta al ordenador, las brasas del extremo del puro se iluminan. Su intensidad varía en función de la actividad de lectura o escritura, como si el equipo le estuviera dando una profunda calada.

El desarrollo es puramente casero. Se trata de uno de los artilugios que más han llamado la atención en un concurso que está llevando a cabo la web Instructables. Partiendo de una memoria USB y un puro de los de verdad. Con el añadido de unos cuantos LED insertados en su interior y un tratamiento especial para proporcionarle cierta dureza.

Posiblemente haya que agradecer a su autor el hecho de que el USB Cigar Flash Memory se quede en mero prototipo. Además, no puede decirse que un cigarro puro sea una memoria USB de lo más manejable. Aunque no por ello deja de asombrar el ingenio aportado en todo el proceso creativo.

Vía: Coolest Gadgets

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,