No se trata de la típica base para ordenador. Sobre todo porque el propósito principal del U-Board no es el de mantener el ordenador en una posición elevada para un trabajo más cómodo. Ni tan siquiera la de facilitar la refrigeración de las partes bajas de un ordenador portátil. Lo que el U-Board permite es una optimización del espacio de trabajo, elevando el ordenador portátil unos centímetros.

La mayor de sus virtudes reside en un pequeño hub USB. Una vez conectado un único puerto USB al ordenador, proporciona tres nuevas conexiones del mismo tipo. Las necesarias para poder conectar cualquier tipo de períferico o gadget, tales como un teléfono móvil, un reproductor multmedia. Todo con el fín de que éstos permanezcan a mano del usuario, sobre el cristal sobre el que reposa el propio ordenador.

Porque, también hay que decirlo, el U-Board no es más que eso. Un cristal templado de 0,5 centímetros de grosor con dos soportes laterales de plástico. La ventaja que ofrece, es la de poder situar el ordenador portátil a una distancia y altura adecuadas para pasar horas trabajando ante él. Incluso, la posibilidad de esconder debajo un teclado inalámbrico que permite guardar las distancias apropiadas para no tener que destrozar la espalda. Como fruslería final, un pequeño reposavasos que puede ser encajado en cualquiera de sus laterales.

El U-Board es un producto fabricado y distribuido en Corea del Sur y que está disponible tanto en su país de origen como en Japón. Lo que el fabricante no ha facilitado aún, es información al respecto de su precio de venta y si tienen prevista su comercialización en los mercados occidentales.

Vía: Akihabaranews

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,