El fabricante Kingston ya tiene en el mercado sus nuevas SSDNow V+, unas unidades de estado sólido (SSD) que significan un paso adelante con respecto a las anteriores series E y M. Disponibles desde ya en capacidades de 64, 128 y 256 gigabytes (las dos últimas sólo en Estados Unidos y Canadá), están dirigidas a usuarios profesionales o muy exigentes que necesitan el máximo rendimiento de sus ordenadores.

Con un factor de forma de 2,5 pulgadas, las memorias presentan una velocidad de lectura común de 220 megabytes por segundo. Sin embargo, la velocidad de escritura varía entre 140 y 180 megabytes por segundo, según el volumen de almacenamiento del modelo sea menor o mayor. Se las considera especialmente rápidas por permitir un mayor número de operaciones de entrada y salida por segundo, para agilizar el inicio del sistema operativo o ejecutar las aplicaciones con mayor celeridad.

Al ser unidades SSD son capaces de funcionar incluso bajo temperaturas extremas, de entre 0 y 70 grados centígrados. Son más resistentes a los golpes que un disco duro tradicional porque carecen de partes móviles. Su peso es de sólo 84 gramos y el consumo eléctrico que requieren apenas supera los 2,5 vatios cuando están activas. Como interfaz de conexión todas llevan un puerto SATA.

Pero las Kingston SSDNow V+ son de todo menos baratas, lo que restringe su aplicación al ámbito profesional. La versión de 64 gigabytes se vende por 255 dólares (180 euros). Pero es que las de 128 y 256 gigabytes cuestan 500 dólares (353 euros) y, atención, 990 dólares (700 euros) respectivamente. Lo dicho, prohibitivas para usuarios particulares.

Vía: LegitReviews

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,