Garmin, la compañía que tiene navegadores para todos los gustos, lanza por fin una referencia dirigida especialmente a los ciclistas. El Garmin Edge 500 combina el sistema de posicionamiento global con el clásico monitor informativo para bicicletas, en un pequeño dispositivo instalado en el manillar. La idea fue sugerida por Christian Vande Velde, miembro del equipo de ciclismo Garmin que participó en el Tour de Francia.

Así que no sólo puede calcular las rutas y determinar tu localización, como hace cualquier GPS. También es capaz de calcular con detalle la velocidad actual, la distancia que llevas recorrida, el tiempo invertido, el nivel de elevación y hasta la temperatura actual. Incluso puede detectar los cambios de franja horaria para ajustar el reloj automáticamente. Por si te planteas dar un paseo realmente largo en bicicleta.

Si lo conectas al correspondiente aparato de monitoreo de Garmin, este Edge 500 puede además medir el número de pulsaciones por minuto, así como estimar la cantidad aproximada de calorías quemadas durante el ejercicio. La batería cuenta con una respetable autonomía de 18 horas, que puedes recargar usando su puerto USB a la vez que transfieres datos desde el ordenador. Sólo pesa 57 gramos, por lo que no será una molestia a la hora de mantener la dirección.

El Garmin Edge 500 aún no tiene fecha de salida en Europa, aunque su lanzamiento no debería demorarse demasiado. De momento ya está disponible en Estados Unidos a un precio de 250 dólares (175 euros). También puede adquirirse por 350 dólares (246 euros) si incluyes el medidor de ritmo cardíaco.

Foto: BikePortland.org / Vía: Coolest Gadgets

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...