SHARP-AQUOS-XS1-01

Detrás de la cara está la cruz, de igual manera que ante la solvencia que proponía Sharp con sus LCD de gama alta a un precio asequible, los LE600E y LE700E, la firma japonesa ha presentado en el IFA 2009 una línea de televisores LCD de gran formato cuyas características, formato y diseño buscan precisamente lo contrario: pura exclusividad. Se trata de los XS1, disponibles en 52 y 65 pulgadas.

La gama Sharp Aquos XS1 destaca en primer lugar por su aspecto, elegante y distinguido, y no sólo por hacer gala de un diseño exclusivo. Y es que la serie XS1 ha dotado a sus televisores LCD de un grosor propio de pantallas LED, con tan sólo 2,5 centímetros de profundidad. Además de ahorrar espacio y derrochar estética, esta característica convierte a los Sharp Aquos XS1 en televisores energéticamente eficientes, suponiendo un ahorro en consumo eléctrico notable.

SHARP-AQUOS-XS1-02

No obstante, el ahorro de espacio no ha escatimado en detalles. Para empezar, el sistema de brillo, basado en la retroiluminación LED-RGB (fundamental para conseguir precisamente la delgadez de la pantalla) ha favorecido considerablemente el resultado final de la imagen, que logra ratios de contraste dinámico de más de 1.000.000:1 y optimiza de un modo más que constatable la reproducción del color. Precisamente el nivel de brillo ha sido fundamental para concebir una de las características fundamentales con las que Sharp ha querido hacer campaña de la conciencia ecológica de sus pantallas. Esto lo encontramos en la función OPC de los XS1, consistente en un sistema inteligente que adapta la luz del televisor a las condiciones de la estancia. En el modelo de 65 pulgadas, esta y otras prestaciones incorporadas al Aquos XS1, han demostrado que su consumo eléctrico es un 26 por ciento más bajo que en otros televisores de estas dimensiones.

Además de la imagen, los Sharp Aquos XS1 han tenido muy presente el sonido en la instalación de sus características. Y ha sido gracias a Pioneer, con quienes se ha desarrollado una colaboración de trabajo para incorporar a esta gama de televisores unos altavoces con un diseño extremadamente delgado, acorde con el diseño del LCD. A la calidad de audio y diseño de este altavoz se suma un amplificador digital de la propia casa Sharp con el que el resultado final destaca por la limpidez del sonido.

A la hora de hablar del precio de los Sharp Aquos XS1, se cuadran las tropas, y no es para menos. La exclusividad de estos televisores no se percibe sólo en su aspecto y sus prestaciones, sino también en el desembolso que supone hacerse con una de estas pantallas. La prueba está en que el modelo de 52 pulgadas podría costarnos la friolera de 9.999 euros. La cosa no mejora con la versión de 65 pulgadas, que nos podría endeudar con sus 12.999 euros de precio.

Vía: Sharp

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,