SHARP-AQUOS-LE600E-LE700E-01

La compañía japonesa Sharp aterriza con fuerza en Berlín para la presentación de sus últimos productos en la feria de la electrónica que se celebra en la capital alemana, IFA 2009, y vaya si lleva buenas cartas. Para empezar, no hay más que ver la nueva colección de televisores de gama alta a un precio asequible que representan los nuevos miembros de su familia de LCD Aquos: los LE600E y LE700E.

Lo primero que llama la atención de estas pantallas es la tecnología en la que basan su potencias de visión, caracterizada, en primer lugar, por un brillo que se consigue con los paneles de retroiluminación Full White LED. ¿Y qué es esto exactamente? Para que nos entendamos, se trataría de un híbrido entre los sistemas LCD y LED, una mezcla que favorece el ahorro en el consumo energético, el abaratamiento de costes y una calidad de imagen sin precedentes en el mercado LCD.

SHARP-AQUOS-LE600E-LE700E-02

Pero no acaba ahí la cosa, ya que gran parte de la responsabilidad de la exquisita nitidez que desprenden las imágenes en la pantalla de los LE600E y LE700E se debe a la tecnología X-Gen, capaz de lograr un brutal contraste dinámico, alcanzando un ratio de hasta 2.000.000:1. ¿Y cómo andan estos televisores Sharp en el terreno de la resolución y movimiento de imagen? Pues nada, nada mal. La gama Aquos presenta unas pantallas FullHD de 1920 x 1080 píxeles con una velocidad de refresco de 100 hercios. Así, la nitidez de la proyección está garantizada, sobre todo si tenemos en cuenta la incorporación por parte del fabricante japonés de una nueva tecnología bautizada como Auto DNR, consistente en la detección inteligente del contenido de la imagen en pantalla para llevar a cabo una reducción del ruido existente en la misma y compensarlo para que el resultado resulte óptimo. Esta última característica sólo está presente en la serie LE700E.

No obstante, lo más interesante de la gama Aquos es que ofrece prestaciones de muy alta calidad a precios más que competitivos. Así se demuestra haciendo un repaso al coste que habríaque asumir para adquirir uo de estos televisores. Empezando por el más económico, el Sharp Aquos LE600E  de 32 pulgadas, el cliente sólo tendría que desembolsar 799 euros. En el caso de la versión de 40 pulgadas la cosa sube, aunque aún en un margen más que razonable, 1.199 euros. La última pantalla de los LE600E es la que mide 46 pulgadas, al precio de 1.799 euros.

La serie LE700E sube considerablemente de precio, y así no encontramos con la versión de 32 pulgadas por 1.099 euros. Pasamos luego al de 40 pulgadas a un precio de 1.499 euros. Un total de 1.999 euros habría que abonar para llevarse el Sharp Aquos LE700E de 46 pulgadas. Y la joya de la corona de esta gama la encontrarmos finalmente en un potente televisor de 52 pulgadas que no podríamos llevarnos sin antes pagar 2.299 euros.

Vía: Sharp

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,