ricoh_gxr_1

Ni una compacta, ni una réflex digital, ni una Micro Cuatro Tercios. Esta Ricoh GXR es una cámara de fotos digital cuyo novedoso concepto difiere de las categorías comunes. Su principal característica es que permite intercambiar sus objetivos, como en las DSLR. Pero dichas lentes está integradas en módulos que también incluyen el sensor y el procesador de imagen, componentes que habitualmente permanecen fijos en el cuerpo de la cámara.

¿Qué se consigue con este sistema? En principio mayor versatilidad a la hora de obtener diferentes resultados con una misma cámara. No sólo dispondremos de varias lentes para realizar los encuadres, sino que además proporcionarán resoluciones diferentes, distintas velocidades de procesado, cambios en las gamas de color, sensibilidad ISO optimizada para según qué condiciones… Al sensor jamás le entrará polvo al cambiar de objetivo. Y podría beneficiarse de nuevos avances sin tener que cambiar de cámara. Pero tampoco es oro todo lo que reluce…

ricoh_gxr_2

Y es que a sus ventajas hay que sumarle un buen puñado de inconvenientes. Para empezar, que el precio de cada objetivo se verá incrementado, porque aparte de la lente debe incluir otros componentes electrónicos. Un hándicap que la mayoría de los usuarios se resistirán a aceptar si encima no se trata de un sistema estándar. Y eso es algo que sólo ocurriría si el resto de las compañías le siguen el juego, pero de momento parece que la mayoría apostarán por las Micro Cuatro Tercios o similares.

Pese a ello, Ricoh se ha lanzado a la piscina y ya ha anunciado los dos primeros módulos para la cámara. El primero lleva un objetivo de focal fija 50 milímetros con un sensor CMOS de doce megapíxeles. El otro apuesta por un 24-72 milímetros cuyo sensor es de tipo CCD y presenta una resolución de diez megapíxeles. Dicho de otro modo, el lío está asegurado entre lentes, tipos de sensor, resolución y demás.

Por su parte, el cuerpo está fabricado en aleación de magnesio y cuenta con una pantalla LCD de tres pulgadas. Además de la ranura para insertar los distintos módulos, dispone de una zapata superior para agregar otros accesorios convencionales: visor, flash y hasta un localizador GPS. Varios medios apuntan a que la Ricoh GXR tendrá un precio aproximado de 600 dólares (400 euros), pero sin ofercer cifras aproximadas para los objetivos. Veremos qué tal le va, aunque quizás sería menos arriesgado seguir la línea de sus CX1 y GR Digital III.

Vía: Hot Hardware

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.