Toshiba-3D

Hablar de pantallas autoestereoscópicas sin que alguien suelte una mueca de terror es inevitable. Por eso es mejor referirse a la tecnología que está desarrollando la japonesa Toshiba como paneles de TV 3D que no requieren las molestas y caras gafas de obturación para poder disfrutar de las tres dimensiones en películas, videojuegos y programas de televisión.

Bueno, esto puede que no sorprenda tanto, dado que ya sabemos que existen TV 3D que no necesitan gafas (como por ejemplo la que usa Sharp y que veremos instalada en la Nintendo 3DS). ¿Donde está el interés de la tecnología desarrollada por Toshiba? Fundamentalmente, en su sistema de funcionamiento. Se llama Multi-Parallax, y se cimenta en nueve imágenes convergentes que crean la virtualización de los distintos espacios que al final como espectadores interpretaremos con la conocida y polémica sensación de profundidad. Hasta ahora, los TV 3D se basaban en la creación de la imagen tridimensional a partir de dos puntos o imágenes.

toshiba-logo

En principio, la propuesta de Toshiba podría ser interesante, aunque surgen multitud de dudas acerca de su aplicación. En primer lugar, no sabemos si la tecnología Multi-Parallax será compatible con los sistemas actuales (que se basan en la filmación de contenidos mediante una imagen dual, esto es, basada en dos puntos de referencia, no en nueve). Tampoco tenemos muy claro hasta qué punto la imagen estereoscópica será nítida y visible desde varios ángulos, aunque el fabricante asegura que será mayor que con la tecnología actual (supuestamente, el Multi-Parallax alcanza los quince grados).

Sabemos que casi todos los grandes fabricantes se han metido de lleno en el sector de los TV 3D, cada uno en lo que considera más apropiado (Samsung a través de los LCD y LED, Sony fundamentalmente con televisores LED, Panasonic con los plasmas, Mitsubishi con paneles basados en la tecnología DLP). Toshiba ha mostrado el primer panel con el que pretende poner en marcha su sistema. Es una pantalla LCD de 21 pulgadas con resolución de 1.2800 x 800 (una resolución realmente pobre para un TV 3D) y un buen índice de brillo de 480 candelas por metro cuadrado.

La gran pregunta que sugiere la propuesta de Toshiba es si su sistema puede convivir con el que poco a poco vamos conociendo mejor. En el caso de que sean tecnologías paralelas, como ocurrió cuando lanzó el HD-DVD en oposición al Blu-Ray de Sony, podría correr la misma suerte que ya la conoció en aquella ocasión.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...