La Olympus XZ-1 es una de las mejores cámaras compactas que se han presentado este año. Su punto más fuerte es la óptica: un objetivo que es capaz de llegar a f 1,8. Con un valor como este podremos fotografiar en interiores sin tener que recurrir al flash, algo que muy pocas compactas pueden hacer. Además, cuenta con un zoom que va desde los 28 a los 112 mm, con lo que tendremos objetivo tanto para fotografiar edificios como para buscar el detalle lejano, aunque sin excesos por ninguna de las dos partes.

La cámara cuenta con multitud de controles manuales que pueden hacer que el usuario personalice sus fotos como desee. Es una cámara pensada para aquellos que ya tienen unas nociones básicas de fotografía, y quieren aprovechar al máximo su cámara, pero sin tener que dar el paso a un nivel superior como pueden ser la réflex.

Gracias a la rueda frontal podemos ajustar la obturación o el diafragma, dependiendo de la configuración que elijamos. Además, puede almacenar las fotografías en formato RAW, a diferencia de otras cámaras en teoría más avanzadas, con lo que se multiplican las posibilidades de retoque fotográfico.

Por desgracia, la XZ-1 tiene algunas carencias que dificultan que se convierta en una cámara genial. La XZ-1 no es precisamente ergonómica, y su estética minimalista dificulta mucho el sostener la cámara. La posibilidad de que resbale de las manos es alta, y deberemos andarnos con cuidado para no destrozarla el primer día. Además,  a pesar de que cuenta con grabación de vídeo en alta definición, lo hace en el poco cuidado formato JPEG, que si bien es compatible con casi cualquier ordenador, disminuye mucho la calidad de la filmación.

Pero su problema más significativo es el precio: 470 euros, muy elevado para el usuario que busca una compacta para el día a día. Para el que busca más sensaciones con su cámara, un precio como este puede animarle a ahorrar unos 100 euros más, y pasarse a las réflex de iniciación.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...