Sony se ha despojado de su antiguo nombre (Sony Ericsson) y se ha estrenado con un terminal de altos vuelos. Nos referimos al Sony Xperia S, que apareció hace algunos días en la feria tecnológica CES 2012. El terminal cuenta con una completa hoja técnica y despunta por la cámara de fotos, que alcanza una resolución de doce megapíxeles. Resultaba inevitable compararlo con otro terminal que también apuesta por un apartado fotográfico sobresaliente: el Nokia N8.

Hay que tener en cuenta que estamos ante dos dispositivos muy distintos y que además no han sido presentados en un periodo de tiempo cercano. En este sentido es lógico que el Sony Xperia S (el más nuevo) gane en apartados como la pantalla o la potencia del procesador al incorporar la última tecnología. A pesar de sus diferencias, ambos terminales aspiran a ser lo más parecido a una cámara de bolsillo. Aclarado esto empezamos.

Diseño y pantalla

Como hemos dicho, estamos ante una lucha desigual debida a las notables diferencias de estos terminales, el diseño es la primera que advertimos. Mientras el Nokia N8 tiene un aspecto más recargado y futurista, el Sony Xperia S apuesta por un diseño más sofisticado y minimalista decorado con una banda transparente en la parte inferior que le da un toque de distinción. El Sony Xperia S gana en tamaño con respecto a su contrincante, lógicamente debido a las dimensiones del panel, y también lo supera en peso con 144 gramos frente a los 135 gramos del Nokia N8.

El premio a la mejor pantalla se lo lleva el Sony Xperia S con un panel de tipo Super AMOLED de 4,3 pulgadas y 1280 x 720 píxeles de resolución. Además ofrece la mayor concentración de píxeles del mercado con nada menos que 342 ppp. Por su parte, el Nokia N8 cuenta con un panel AMOLED algo más pequeño, de 3,5 pulgadas, y  desarrolla una resolución de 360 x 640 píxeles; que también ofrecerá una calidad de imagen excelente donde poder visualizar las fotos tomadas con su potente cámara.

Conectividad

A pesar de que el Nokia N8 lleva más tiempo en el mercado, no se queda atrás en lo que se refiere a conexiones. Los dos dispositivos ofrecen acceso a Internet mediante redes 3G o Wi-Fi de alta velocidad, cuentan con conexión Bluetooth y GPS, aunque en este caso el Nokia N8 podría considerarse más completo al incluir la suite de navegación de Nokia que ofrece indicaciones de voz y servicio de navegación sin conexión. El Sony Xperia S se adelanta a su oponente al contar con soporte para el estándar DLNA y un chip NFC.

Empate técnico en el apartado de las conexiones físicas. Los dos cuentan con los clásicos conectores MicroUSB y minijack de 3,5 milímetros, pero además incluyen un puerto Mini HDMI con el que poder visualizar contenidos en alta definición a través de un monitor o televisión compatible.

Cámara y multimedia

Llegamos al punto más reñido de la comparativa: la cámara. El Nokia N8 es todo un referente en este campo, siendo uno de los primeros terminales en incorporar un sensor de nada menos que doce megapíxeles. Ahora Sony ha apostado por la misma resolución para su nuevo Xperia S, ¿cual de los dos se llevará el trofeo?

Lo cierto es que el Sony Xperia S consigue sacarle los colores al Nokia N8 en algunos puntos, sobre todo en la grabación de vídeos. Mientras el N8 lo hace a una calidad HD720p, el Xperia S presume de poder captar vídeos FullHD (1080p). Pero el Nokia N8 no da su brazo a torcer tan fácilmente, el sensor de su cámara es del mismo tipo que se integra en las cámaras compactas y tiene un tamaño de 1/1.83 pulgadas. Por su parte, el Xperia S no se queda atrás con su sensor Exmor R™ CMOS  de Sony, también presente en algunas cámaras compactas de la compañía.

El Nokia N8 puede presumir de una lente de gran calidad, firmada por la prestigiosa compañía Carl Zeiss, que tiene una luminosidad f/2.8 y ofrece una nitidez asombrosa. Sony no ha ofrecido detalles acerca de la marca de la lente de su Xperia S, aunque sabemos que se adelanta ligeramente en luminosidad con una apertura f/2.4.

El flash es otro punto a destacar en este análisis. El Sony Xperia S cuenta con ya clásico diodo LED para apoyar la toma de instantáneas nocturnas. Este sistema tiene la ventaja de consumir poca batería y además sirve como luz contínua para el vídeo. Por su parte, el Nokia N8 integra un flash de Xenon, el mismo sistema empleado en los flashes profesionales. Este tipo de iluminación es mucho más potente y ofrece resultados excelentes llegando a iluminar áreas bastante extensas. La pega es que no funciona como luz de vídeo.

Ambas cámaras poseen funciones similares como el enfoque automático, detector de rostros, estabilizador de imagen o geo-etiquetado. Sin embargo el Xperia S también ofrece la función de barrido 3D para tomar imágenes con efecto de 3D estereoscópico que podrás visualizar en un monitor compatible.

En cuanto al zoom, el Sony Xperia S se proclama vencedor con sus 16 aumentos mientras que el Nokia N8 se contenta con dos aumentos para fotografías y tres para vídeos. Hay que remarcar que ambos zoom son de tipo digital, esto significa que el aumento se produce de forma virtual y reduce la calidad de la imagen considerablemente, además de que fuerza la aparición de ruido. Por tanto, cuanto más ampliemos mayor será la pérdida de definición.

Ambos terminales cuentan con cámaras secundarias para videollamadas. Sony ha apostado fuerte en este apartado al incluir una cámara de 1,3 megapíxeles con capacidad para grabar vídeos con calidad HD720p. El Nokia N8 se conforma con una modesta cámara VGA, que sería equivalente a 0,3 megapíxeles.

Los dos dispositivos cuentan con un perfil multimedia muy completo en lo que se refiere a formatos compatibles. No obstante el Nokia N8 se anota un tanto al soportar archivos de vídeo DIVX, XVID y RealVideo 10. El Xperia S en cambio, planta cara en el apartado musical con el sistema de mejora de sonido xLoud. Ambos cuentan con sendos sintonizadores de radio FM estéreo con RDS.


Procesador, memoria y sistema operativo

Como era de esperar, el Sony Xperia S se alza con la medalla de la potencia al integrar un procesador de doble núcleo que funciona a una frecuencia de reloj de 1,5 Ghz. Además viene acompañado por un Gb de memoria RAM que hará que el rendimiento sea muy fluido. El Nokia N8 cuenta con un modesto procesador de un sólo núcleo a 680 Mhz de velocidad de reloj, acompañado de 256 Mb de memoria RAM. Sin embargo, será más que suficiente para mover el sistema operativo, que en este caso es Symbian Anna. La popular plataforma de Nokia puede presumir de ser una de las más extendidas, con millones de usuarios en todo el mundo. Este sistema destaca por su sencillez y comodidad de uso, además muy pronto se actualizará a Nokia Belle (la siguiente versión) que trae mejoras muy interesantes.

Una de las pegas del sistema operativo de Nokia es la escasa oferta de aplicaciones en su tienda, sobre todo comparándola con otras plataformas como Android, que es precisamente la que integra el Sony Xperia S. Concretamente en la versión 2.3 o Gingerbread, aunque el fabricante ya ha confirmado que se actualizará a Android 4.0 Ice Cream Sandwich.

El sistema operativo es quizá la diferencia más notable entre estos dos dispositivos. En este punto la elección debe tomarse de acuerdo con los gustos y necesidades de cada usuario.

Los dos terminales apuestan por una dilatada capacidad de almacenamiento interno. El Sony Xperia S ofrece 32 Gb y el Nokia N8 cuenta con 16 Gb. Sin embargo, sólo el Nokia N8 permite el uso de tarjetas de memoria MicroSD de hasta 32 Gb, pudiendo aumentar la memoria total hasta 48 Gb.


Autonomía y precios

A pesar de que el Sony Ericsson cuenta con una batería de 1.750 miliamperios no consigue un tiempo de autonomía mayor que el del Nokia N8, que cuenta con una batería de 1.200 miliamperios. Según datos de los fabricantes, el Xperia S es capaz de aguantar con una sola carga  ocho horas y media en uso y 420 horas en reposo. El N8 ofrece una autonomía de hasta doce horas en uso y 390 horas en reposo. Esta diferencia está marcada por las especificaciones técnicas de cada terminal, el Sony Xperia S cuenta con un procesador más potente que dispara el consumo mientras que el N8 está más equilibrado en este aspecto.

El precio es un punto decisivo a la hora de comparar estos terminales. El Nokia N8 puede adquirirse por unos 340 euros en formato libre. De momento se desconoce el coste del Xperia S pero es seguro que superará sobradamente los 500 euros .


Conclusiones

Ya hemos advertido al principio que la batalla entre estos dos terminales estaba bastante desequilibrada. Queda comprobado que el Sony Xperia S es un terminal más nuevo y por tanto mejor equipado en muchos aspectos. Sin embargo no hay tantas diferencias en el apartado fotográfico, el verdadero motivo de esta comparativa. Los dos cuentan con cámaras de doce megapíxeles, aunque nuevamente vemos que el Xperia S se anota un punto al permitir la grabación de vídeos FullHD. No obstante Nokia ha apostado por una cámara de corte más profesional al integrar un sensor de gran tamaño y un flash de xenon.

La diferencia de precio es otro de los aspectos en los que el Nokia N8 se convierte en una buena opción y, de paso, excusa algunas de sus carencias técnicas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,