Una vez más llega una dosis de rumores del iPhone 5, un terminal que sólo existe en los rumores y especulaciones que se han extendido por todo el mundo a través de Internet. No hay duda de que estamos ante el producto más esperado de Apple y también sobre el que más se sabe de forma extraoficial, pero que oficialmente ni siquiera existe. El pasado mes de junio de 2011 se esperaba el lanzamiento de un nuevo modelo de iPhone, no obstante en Cupertino faltaron a la cita y no fue hasta octubre cuando por fin desvelaron el secreto. Pero al final el dispositivo presentado fue el iPhone 4S y a día de hoy se sigue especulando sobre lo que pudo ser y  no fue, es decir, el iPhone 5.

Hace pocos días os hablábamos de un descabellado rumor que apostaba por una pantalla de 4,6 pulgadas para el nuevo modelo. Decimos descabellado porque, aunque es muy posible que aumente el tamaño del panel, 4,6 pulgadas es demasiado para un dispositivo que actualmente cuenta con 3,5 pulgadas y además no encaja en la línea de diseño funcional de Apple. Ahora ha llegado otro dato que apuesta por algo totalmente opuesto: el iPhone 5 seguirá manteniendo el panel de 3,5 pulgadas, la información proviene del portal especializado en rumores iMore.

Esta afirmación tiene su lógica ya que si aumentan el tamaño de la pantalla también debería aumentar la resolución para seguir manteniendo el apelativo Retina -que hace alusión a la concentración de píxeles por pulgada-. En este sentido, al modificar la resolución, se produciría incompatibilidad con las aplicaciones de la App Store que ya están diseñadas para 960 x 540 píxeles (la resolución actual de los iPhone 4S y iPhone 4). No obstante es posible que haya un ligero aumento en el tamaño del panel manteniendo la misma resolución, aunque lógicamente descenderá la concentración de píxeles. Para una pantalla de 3,75 pulgadas sería 307 puntos de densidad y 288 puntos si fuera de cuatro pulgadas. Por otro lado las 3,5 pulgadas ofrecen un uso más funcional al poder manejar el terminal cómodamente con una mano pero no hay que olvidar que los usuarios demandan móviles cada vez más grandes. Habrá que esperar para conocer las verdaderas intenciones de los de Cupertino.

En otro orden de cosas, en iMore también aseguran que Apple podría estar estudiando disminuir el tamaño de conector Dock para cargar la batería y transferir datos. La finalidad de esta maniobra sería la de ganar espacio para poder albergar todos los componentes del dispositivo sin que sus dimensiones aumenten demasiado. Además también hay datos acerca de que el iPhone 5 llevará un chip LTE (Lon Term Evolution), sobre todo después de conocer que el nuevo iPad cuenta con esta característica. En Cupertino podrían estar buscando proveedores de este componente para ver cual se adapta mejor al próximo modelo de iPhone.

La fecha de llegada del iPhone 5 continúa siendo una incógnita. Mientras la mayoría apuesta por una presentación en junio -con motivo del congreso mundial de desarrolladores- cada vez son más los rumores que hablan de otoño, concretamente octubre, como la fecha más probable para la llegada de este dispositivo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...