Los llamados smarpthones o teléfonos inteligentes suelen equipar pantallas táctiles bastante amplias que cada vez tienen mayor calidad. Ya es habitual encontrar terminales cuyas pantallas cuentan con una resolución de alta definición (1.280 x 720 píxeles) y una densidad muy elevada que en muchos casos supera los 300 puntos por pulgada. Las imágenes que reproducen tienen una calidad asombrosa pero casi todos coinciden en un problema bastante engorroso: la mala visualización cuando hay mucha luz.

Al usar el móvil a pleno sol es bastante habitual que la pantalla produzca reflejos que impiden ver el contenido con claridad, obligándonos a subir la luminosidad al máximo para poder distinguir las imágenes y en consecuencia aumentando el consumo de energía de la batería. Este problema está bastante extendido y los fabricantes están tratando de solventarlo, aunque muchas veces no lo consiguen. En este punto destaca Nokia con la nueva tecnología de pantallas llamada ClearBlack, presente en algunos terminales de su catálogo como el Nokia Lumia 900.

La empresa especializada en pantallas DisplayMate, ha realizado un estudio acerca de este problema y el resultado ha sido que el Nokia Lumia 900 es el terminal que mejor resultados da en condiciones de luz muy brillante. Para que una pantalla se vea bien cuando hay mucha luz hacen falta dos cosas. La primera es que sea muy brillante y la segunda que el porcentaje de reflejo sea bajo. Pocas veces encontramos smartphones que conjuguen estas dos premisas, pero en el caso del buque insignia de los finlandeses se ha conseguido un buen equilibrio entre ambas.

La pantalla del Nokia Lumia 900 tiene un brillo de 395 nits, es una cifra muy elevada pero hay terminales que la superan, como el iPhone 4 -con 545 nits-. La ventaja es que el panel del Nokia combina una luminosidad alta con una tasa de reflejo muy baja, concretamente del 4,4%. Esto hace que funcione mucho mejor cuando hay demasiada luz. El iPhone 4 tiene una tasa de reflejo del 7% y, a pesar de que es más brillante, no consigue la misma calidad al usarlo en exteriores.


DisplayMate ha realizado una comparativa entre el Nokia Lumia 900, el iPhone 4 y el primer modelo de Samsung Galaxy S. La conclusión es que la pantalla del Lumia es la que mejor se comporta al usar el móvil con una luz muy potente. Con la tecnología ClearBlack, Nokia ha introducido una serie de láminas polarizadas que eliminan los reflejos y hace que los negros se vean correctamente, además también se ha mejorado la visualización en ángulo y no perderá calidad si no estamos mirando el móvil de frente.

El Nokia Lumia 900 no es el único dispositivo de la marca en equipar este sistema, el resto de integrantes de la familia Lumia también vienen con pantallas ClearBlack Display y algunos terminales con Symbian como el Nokia 701. Aunque las pantallas de estos terminales no tienen una resolución demasiado elevada, pueden presumir de ser las mejores en lo que se refiere a sistema anti-reflejos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...