Cuando hablamos de fragmentación en un sistema operativo nos referimos a las diferencias o carencias que sufren algunos dispositivos, normalmente los más antiguos, cuando van llegando nuevas versiones de software. Es un problema bastante común en smartphones. La tecnología avanza rápidamente y en poco tiempo un smartphone de gama alta queda desfasado por otros nuevos que equipan prestaciones más punteras. Android es un claro ejemplo de esta fragmentación, con la llegada de Android 4.0 muchos dispositivos han quedado estancados en versiones anteriores porque según los fabricantes no se pueden actualizar. En muchos casos es un problema de hardware, es decir, que los componentes no son lo suficientemente potentes para mover el sistema. Sin embargo detrás de este problema también está el interés de las marcas, de esta forma “fuerzan” a los usuarios a comprar un modelo más actual.


Apple siempre ha ido en contra de la fragmentación en sus dispositivos y tratan de ofrecer soporte de software a lo largo de varios años. Por ejemplo el iPhone 3GS, que ya lleva unos tres años en el mercado, se puede actualizar a iOS 5, que es la versión más actual de la plataforma móvil de la compañía de la manzana. Hace pocos días presentaron iOS 6, la nueva entrega cuenta con más de 200 mejoras y ha estado a la altura de las expectativas depositadas, pero el problema es que sus funciones no serán compatibles con todos los modelos que se actualicen. Aunque no es tan exagerado como en otras plataformas, podemos decir que la fragmentación ha llegado a iOS y muchos usuarios no están conformes con esta situación.

Los dispositivos que se podrán actualizar a la nueva entrega son iPod Touch 4G, iPhone 3GS, iPhone 4, iPhone 4S, iPad 2 y nuevo iPad. Ya de entrada han dejado fuera el primer modelo de iPad que tan sólo lleva dos años en el mercado. Como decíamos, no todas las funciones de iOS 6 estarán operativas en todos los modelos por igual. En este punto los terminales más perjudicados son los que llevan un procesador menos potente, es decir, el iPhone 4, iPod Touch 4G y iPhone 3GS. Estos dispositivos podrán actualizarse pero no disfrutarán de dos características clave: Flyover -la función de navegación tridimensional- y la navegación con indicaciones de voz (Turn-by-turn). Además, el iPhone 3GS y el iPod Touch 4G aun salen peor parados ya que no tendrán las listas VIP de correo, lista de lectura sin conexión de Safari y el sistema para compartir fotos a través de Fotos en Streaming.

Otra de las novedades de iOS 6 es que ahora la aplicación de videollamadas FaceTime podrá funcionar mientras estamos conectados a la red móvil 3G. Una buena noticia pero que sólo se reserva a los dueños de un iPhone 4S o un nuevo iPad -llama la atención que hayan dejado fuera el iPad 2-. Por último Siri, el asistente de  voz, deja de ser una función exclusiva del iPhone 4S y da el salto al nuevo iPad, el iPhone 4 sigue sin poder tenerlo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,