Apple ya ha mostrado casi todas sus cartas de este año en lo que a lanzamientos se refiere, pero siguen guardando con celo el que es de lejos el producto más esperado desde hace varios meses: el iPhone 5. No han sido pocos los rumores relacionados con este terminal, se esperaba que fuera presentado el pasado año pero finalmente la compañía lanzó el iPhone 4S, una reedición del iPhone 4 con algunas mejoras. Ahora todas las miradas se centran en el iPhone 5 y su fecha de llegada.

Desde siempre Apple había presentado los nuevos modelos de iPhone en junio, con motivo de la conferencia mundial de desarrolladores (WWDC), pero con el iPhone 4S faltaron a la tradición y esperaron hasta octubre para desvelarlo. La duda estaba entre junio y octubre; y dado que no conocimos un nuevo modelo de iPhone el mes pasado está prácticamente asumido que octubre es la fecha elegida. No obstante ninguno de estos datos ha sido confirmado por la compañía, por lo que la fecha de presentación podría producirse en otro momento.

Los últimos rumores acerca de este asunto indican que la compañía estaría planeando un adelanto de la fecha de llegada para así poder competir directamente con otros fabricantes. Concretamente se habla de septiembre como el mes elegido para la presentación, justo cuando se espera otros lanzamientos como los nuevos móviles con Windows Phone 8, el supuesto Samsung Galaxy Note 2 o la siguiente generación del Samsung Galaxy Nexus. De esta forma Apple también podría maximizar los beneficios del tercer trimestre de 2012 y mejorar las cifras del pasado año.

Por otro lado también se ha hablado de agosto, con lo que el manzanófono se adelantaría dos meses a la fecha prevista. Los proveedores de la compañía habrían recibido la orden de acelerar el proceso de fabricación y montaje para estar listos para un lanzamiento en pleno verano. Sin embargo la intención de Apple de adelantar la presentación podría haberse visto frustrada por el proveedor encargado de realizar las baterías de este modelo. Por el momento sólo habrían cubierto el 30% de la producción de este componente y podría traducirse en una demora importante en todo el proceso de fabricación.

Apple sigue fiel a su hermetismo y no ha confirmado o desmentido ninguno de estos datos, por lo que no es posible saber con certeza cuando conoceremos por fin el iPhone 5. Según los rumores que han ido apareciendo, el próximo modelo tendrá un diseño similar al actual pero con la particularidad de que su carcasa trasera está realizada en metal. La pantalla ha sido uno de los aspectos más comentados ya que se espera que rebase la barrera de las 3,5 pulgadas que se ha mantenido hasta ahora en todos los iPhone presentados. El tamaño del nuevo panel podría ser de cuatro pulgadas y desarrollaría una resolución de 1.136 x 640 píxeles -mantiene la misma anchura-. Por el momento sólo queda esperar a que la compañía desvele su secreto mejor guardado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...