La división de telefonía de Samsung está atravesando por uno de sus mejores momentos desde que la marca se proclamó como el mayor fabricante de telefonía móvil del mundo, un puesto ocupado por Nokia durante los últimos años y que ahora pasa a mano de los coreanos. El secreto de su éxito está en el lanzamiento de productos tan sorprendentes como el Samsung Galaxy S3, pero también en otros de gama media baja como los Samsung Galaxy Ace o Samsung Galaxy Mini. El catálogo de este fabricante cuenta con terminales que se adaptan a todos los gustos y bolsillos, de esta forma abarcan un segmento de mercado mucho mayor que si sólo se dedicaran a un tipo de smartphone. El sistema operativo Android también tiene mucho que ver con esta situación, su creciente popularidad está convirtiendo a Samsung en el fabricante más importante de todos los que han apostado por esta plataforma. Pero de nuevo la compañía no se frena ahí y también apuestan por otras plataformas más minoritarias como Bada -propia de la marca- o Windows Phone, que está experimentando un crecimiento muy rápido.

Los coreanos no dejan de lanzar nuevos terminales y constantemente asistimos a un goteo de filtraciones acerca de futuros productos. En esta ocasión, el blog The Verge se ha hecho eco de unos documentos presentados en el juicio que enfrenta a Samsung y Apple en Estados Unidos en los que se nombran dos nuevos smartphones. Sus nombres son Marco y Odyssey y todo parece indicar que se trata de dos nuevos terminales que saldrán de fábrica con Windows Phone 8, la siguiente gran actualización de la plataforma móvil de Microsoft.  La prueba es que ambos dispositivos integrarían un procesador Qualcomm MSM8960, este chip de doble núcleo a 1,5 gigahercios de frecuencia es el mismo que Microsoft ha estado probando para Windows Phone 8.


De los dos, el Samsung Odyssey es el más avanzado. Cuenta con una pantalla de tipo Super AMOLED que tiene un tamaño en diagonal de 4,65 pulgadas. Además de amplia, su pantalla también presume de contar con una resolución muy elevada, en concreto de 1.280 x 720 píxeles, lo que hará que las imágenes reproducidas tengan una muy buena calidad. En cuanto al apartado fotográfico, este terminal vendrá con una cámara principal de ocho megapíxeles y asumimos que será capaz de grabar vídeos FullHD (1.920 x 1.080 píxeles), aunque este dato no se detalla en el documento. Este modelo también tendrá un chip NFC y podrá conectarse a Internet mediante redes LTE de alta velocidad, eso que también conocemos como 4G.

Por su parte el Samsung Marco es algo más modesto y podría clasificarse como gama media-alta. El dispositivo integra una pantalla táctil de cuatro pulgadas con una resolución WVGA, o lo que es lo mismo, 800 x 480 píxeles. La cámara de fotos principal tiene una resolución de cinco megapíxeles y, del mismo modo que el Samsung Odyssey, también tendrá una cámara para videollamadas de dos megapíxeles. Se prevé que estos dos smartphones sean presentados durante el último trimestre del año, más o menos cuando se espera que lancen Windows Phone 8.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,