El Samsung Galaxy S3 ya está a la venta desde hace algunos meses, en concreto desde el 29 de mayo. El dispositivo salió de fábrica con Android 4.0 Ice Cream Sandwich, que en el  momento de la presentación era la versión más actual. Sin embargo, a finales de junio, Google presentó una nueva entrega de su exitoso sistema operativo móvil: Android 4.1 Jelly Bean. Como siempre suele suceder en estos casos, los primeros terminales en recibir las actualizaciones son los propios de la marca que no llevan ninguna modificación en el sistema, es decir, los Samsung Galaxy Nexus, Google Nexus S y la tableta Motorola Xoom. El resto de fabricantes tardan un poco más en actualizar sus terminales porque cada uno inserta una interfaz de usuario propia para dar un toque de distinción al sistema.

Samsung estaría trabajando duro en tratar de reducir el lapso de tiempo entre la presentación de nuevas versiones y la actualización de sus terminales. Según las últimas noticias -publicadas en el blog TechnoBuffalo– el fabricante coreano anunciará que su buque insignia, el Samsung Galaxy S3, se actualizará a Android 4.1 a partir del 29 de agosto. En esta misma fecha está programado el evento en el que desvelarán la segunda generación del Samsung Galaxy Note. Sería bastante lógico que aprovechen este momento para anunciar la llegada de Android 4.1 Jelly Bean a su buque insignia.

Sin embargo es menos probable que la actualización se ponga a disposición de los usuarios en el mismo momento del anuncio, al menos no para los que tienen un terminal de un operador de telefonía concreto. Los Samsung Galaxy S3 libres serían los primeros en tener su ración de Jelly Bean pero los que estén atados a un operador dependen de que éste haga las pruebas previas, que a veces se demoran varias semanas. En cualquier caso, de confirmarse esta información, Samsung sería el fabricante que más prisa se ha dado en actualizar dispositivos a Android 4.1 Jelly Bean.


Por otro lado hay rumores de que el Samsung Galaxy Note 2, que llegará el mismo día, podría salir de fábrica con Android 4.1 porque la compañía ya está trabajando en la actualización. Sin embargo es posible que no esté listo a tiempo y el terminal cuente con la versión anterior (Android 4.0 Ice Cream Sandwich). Si Samsung anuncia la actualización para el Samsung Galaxy S3 en este evento es casi seguro que también pondrán fecha para la actualización del Samsung Galaxy Note 2.

Android 4.1 Jelly Bean cuenta con una serie de ventajas muy interesantes entre las que destaca la optimización del funcionamiento general del dispositivo gracias al sistema bautizado como Project Butter. La nueva versión hace que el rendimiento del dispositivo sea mucho más fluido y todas las animaciones se reproducen suavemente y sin saltos en la imagen. También hay que remarcar el nuevo asistente Google Now que ofrece información personalizada para cada usuario basándose en sus gustos o rutinas, es como si se anticipase a las acciones del usuario. Otras de sus mejoras están presentes en el desplegable de notificaciones, los widgets de escritorio o la cámara de fotos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,