Hace unos días Samsung desveló un nuevo procesador para smartphones y tablets con motivo de la celebración de la feria CES de Las Vegas. El Samsung Exynos 5 Octa es, como su nombre deja entrever, un chip con nada menos que ocho núcleos. Además de aumentar la potencia, este nuevo componente ha sido ideado para tratar de minimizar todo lo posible el consumo energético mediante un sistema que va regulando la potencia necesaria en cada momento. Esta nueva CPU está llamada a ser el nuevo estándar en la gama alta del fabricante y se espera que esté incluida en terminales como el Samsung Galaxy S4, previsto para mayo o junio.

Según los últimos datos publicados por The Korea Times, este nuevo chip también llegará a otros modelos y el Samsung Galaxy Note 3 es un candidato firme a usar esta tecnología. El próximo tabletófono de los coreanos será lanzado casi con toda seguridad en septiembre y, además del procesador de ocho núcleos, también podría llevar una pantalla FullHD que crecerá hasta las 6,3 pulgadas. Si 5,5 pulgadas ya es un tamaño que para algunos resulta excesivamente amplio, con el próximo modelo podría acercarse al formato de las llamadas mini-tablets, que ronda las siete pulgadas.  Otras de las novedades que podría incluir el Samsung Galaxy Note 3 son una cámara de doce megapíxeles y nuevas funciones de software que saquen todavía más partido al lápiz táctil.


Como decíamos, el nuevo procesador de Samsung promete aumentar la duración de las baterías, uno de los problemas más extendidos en la mayoría de terminales móviles. Aunque se pueda entender como un único chip de ocho núcleos, en realidad son dos procesadores de cuatro núcleos trabajando de forma conjunta. Por un lado uno de los chips es un Cortex A7 y funciona a 1,2 gigahercios de velocidad de reloj. Esta parte es la encargada de cargar con las tareas más ligeras que no requieren tantos recursos. Por otro lado tenemos otro chip de cuatro núcleos Cortex A15 que trabaja a 1,8 gigahercios de frecuencia y su objetivo es proporcionar un extra de potencia para ciertas tareas más pesadas, como por ejemplo los juegos con gráficos más elaborados que suelen ralentizar el terminal si no hay un buen motor que los mueva. Con esta estrategia Samsung asegura que la batería no sufre tanto ya que en cada momento se están dedicando únicamente los recursos necesarios sin desperdiciar nada de potencia.

Por último The Korea Times destaca que la división de procesadores móviles de Samsung está en conversaciones con marcas como ZTE y Huawei para tratar de colocar sus chips Exynos en futuros dispositivos. Desde hace algún tiempo se habla de que Apple planea reducir el número de pedidos debido a su batalla legal con la compañía coreana. En Samsung no están preocupados pero según The Korea Times quieren encontrar más compradores que puedan llenar el hueco que podría dejar Apple si finalmente decide quedarse al margen y cambiar de proveedor de procesadores, algo que de momento no ha ocurrido.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...