El Jailbreak cuenta con millones de aficionados en todo el mundo y la cifra no deja de aumentar año tras año. Este proceso sirve para que podamos modificar a nuestro gusto las funciones de un iPhone, iPad o iPod Touch. Cuando compramos un dispositivo móvil Apple éste viene limitado, es decir, que la propia compañía establece unas restricciones para que no podamos cambiar la apariencia o instalar aplicaciones que no hayan sido aprobadas por ellos. Todas estas restricciones se eliminan con el Jailbreak y por eso muchos usuarios se animan a aplicarlo en sus teléfonos o tablets.

El Jailbreak es un proceso seguro que no tiene porqué dar ningún problema si seguimos los pasos al pie de la letra. Además es legal, la única pega es que Apple puede invalidar la garantía si lo llevamos al servicio técnico con el Jailbreak hecho, pero no pasa nada porque podemos eliminarlo y que no quede rastro. Sin embargo, antes de aplicar el Jailbreak es recomendable seguir unos consejos para asegurarnos de que todo sale bien.

Comprobar que tenemos instalada una versión compatible

Los Jailbreaks se van publicando conforme los hackers consiguen saltarse las defensas del sistema y sólo funcionan con la versión actual o las anteriores. Por ejemplo en febrero llegó el Jailbreak y es compatible con iOS 6.1.2 pero no con iOS 6.1.3. Es muy importante que el Jailbreak que descarguemos sea compatible con nuestra versión de iOS o no podremos completar el proceso. Para saber la versión que tenemos instalada en el iPhone o iPad hay que entrar en Ajustes – General – Información y comprobar el número que aparece en el apartado “Versión”.

Comprobar que nuestro modelo de iPhone o iPad es compatible

Del mismo modo que la versión, no todos los Jailbreak son compatibles con todos los modelos existentes. Por ejemplo con iOS 5 el Jailbreak llegó en dos fases, primero para los dispositivos más antiguos (iPhone 4 y iPhone 3GS) y más tarde para el resto de modelos más nuevos como el iPhone 4S.

Guardar una copia de seguridad de todo el contenido

Antes de realizar cualquier modificación en el terminal es necesario hacer una copia de seguridad del contenido. Como hemos dicho, no tiene porqué haber problemas en la instalación pero si se diera el caso nos aseguramos de que no vamos a perder ningún dato.  Por ejemplo, si el proceso se interrumpe y nos vemos obligados a hacer un reinicio a los ajustes de fábrica, lo único que tendríamos que hacer es restaurar la copia de seguridad y volveríamos a recuperar todas nuestras fotos, canciones, aplicaciones y demás archivos. Hay dos formas de hacer la copia de seguridad, la primera es a través de iCloud y la segunda con iTunes. Lo más rápido es hacer la copia con iTunes en el momento, sólo hay que configurarlo para que se realice mediante Wi-Fi o hacerla a través del cable USB.

Asegurarnos del tipo de Jailbreak que vamos a aplicar

Dentro del Jailbreak hay dos modalidades: Tethered o Untethered. La primera no se recomienda, sobre todo si es la primera vez que lo haces, porque implica que si el terminal se apaga tendremos que usar un programa y conectarlo al ordenador para reiniciarlo. El Jailbreak Untethered es estable y definitivo, por tanto es la mejor opción.

Familiarizarnos con el proceso

Para evitar sorpresas, antes de empezar a hacer el Jailbreak lo mejor es ver algún vídeo donde nos muestren cómo se hace o seguir un tutorial (en tusequipos puedes encontrar tutoriales para los últimos Jailbreaks). No tiene ninguna complicación pero siempre es mucho más seguro si ya nos hemos familiarizado con los pasos a seguir.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , ,