Apple se resistió a incluir un chip NFC en sus productos, pero finalmente la compañía de la manzana equipó los iPhone 6 y iPhone 6 Plus con este sistema que sirve para hacer pagos. Sus competidores más directos como Samsung ya llevan un tiempo apostando por esta tecnología, que también sirve para sincronizar accesorios y transferir datos. Apple aprovechó la presentación de los iPhone 6 para dar detalles sobre Apple Pay, su propio sistema de pagos móviles que compite con otros como Google Wallet y el recién presentado Samsung Pay. Tim Cook anunció hace pocas semanas que habrá más bancos y empresas que incluirán soporte para Apple Pay en sus comercios, incluso en algunas máquinas expendedoras. Sin embargo, la adopción de Apple Pay en Estados Unidos, el único país en el que funciona de momento, está siendo más lenta de lo previsto según una encuesta realizada por InfoScout. A pesar del optimismo de Apple y la rápida adopción en bancos y comercios, la limitación territorial y de hardware está frenando el despegue de Apple Pay.


La encuesta realizada por InfoScout se realizó durante un periodo de tres días, tomando como muestra 1.188 usuarios de iPhone 6 y iPhone 6 Plus. Los resultados no son muy buenos para Apple. Tan sólo un 6% de usuarios admite haber pagado alguna vez a través de Apple Pay, mientras que un 9% asegura haber trasteado con la aplicación, pero no la han usado nunca, y un abrumador 85% ni siquiera se ha molestado en ver como funciona. La encuesta sólo ha tenido en cuenta los pagos en tienda usando el chip NFC, por lo que la muestra se limita todavía más, ya que sólo los iPhone 6 y iPhone 6 Plus tienen esta función. Apple Pay también ofrece un sistema de pagos en aplicaciones y en este caso sí está disponible en otros modelos como el iPad Air 2 y el iPad mini 3, por lo que las cifras de uso hubieran sido un poco más altas de haber tenido en cuenta esta parte.

Como decíamos, Apple Pay está limitado únicamente a Estados Unidos y además sólo los iPhone 6 y iPhone 6 Plus pueden realizar pagos en tiendas. Se espera que el sistema de pagos de la manzana empiece a mejorar sus cifras cuando llegue el Apple Watch. El reloj  servirá para hacer pagos y es compatible con iPhone 5, iPhone 5C y iPhone 5S. Aunque estos modelos no llevan chip NFC, al emparejarlos con un Apple Watch será posible hacer pagos simplemente acercando el reloj al receptor NFC del comercio en cuestión. Además Apple cuenta con la ventaja de que un gran grupo de sus clientes son leales a la marca. Un 30% de los usuarios que admitieron usar Apple Pay también admitieron haber basado sus compras según si el comercio soportaba Apple Pay. Cuando Apple Pay esté disponible en más iPhone, este porcentaje aumentará y también lo harán las estadísticas de uso. Apple planea el despliegue internacional de su sistema de pagos en un futuro, aunque de momento no han dado ninguna fecha.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,