Los móviles son cada vez más elegantes, con materiales como aluminio y cristal que le aportan más resistencia. Sin embargo, el uso de este tipo de piezas no significa que los equipos sean irrompibles o que incluso se doblen cuando nos sentamos sobre ellos al llevarlos en el bolsillo trasero, y si no que se lo digan a Apple. La marca de la manzana es conocida por el diseño de sus productos, siempre muy bien construidos y con acabados de calidad. Poco después del lanzamiento de los iPhone 6 y iPhone 6 Plus en septiembre del año pasado empezaron a surgir quejas de usuarios que aseguraban que sus móviles se habían doblado. El “Bend Gate“, como se bautizó a esta polémica rápidamente, fue uno de los temas más comentados tras la llegada de los manzanófonos. Ahora que otros buque insignia como el HTC One M9 y el Samsung Galaxy S6 están en el mercado, la empresa SquareTrade realizó una prueba de flexibilidad, pero el resultado no gustó mucho a Samsung, que ha vuelto a repetir el test con las condiciones óptimas.

La prueba realizada por SquareTrade no se ajusta a las condiciones reales de presión a las que se somete un smartphone en su uso diario, según Samsung. La compañía realizó el clásico test de flexibilidad con tres puntos, con el que se comprueba cuanto dobla un objeto antes de romper, y también cuanto puede doblarse y volver a su forma original. La presión a la que se sometió a los iPhone 6, HTC One M9 y Samsung Galaxy S6 fue de 110 libras, que equivale a 49 Kg. El resultado no fue muy bueno para el Galaxy S6, que vio como la junta entre el cristal y el marco de metal se rompía en uno de los laterales. Además, fue el que menos presión necesitó para romperse totalmente.

http://youtu.be/eKburDQAolA

Samsung ha repetido la prueba en sus instalaciones, pero con unos parámetros que se ajustan mejor a la vida real. La compañía calcula que la presión media que ejercemos al sentarnos con el móvil en el bolsillo trasero es de alrededor de 66 libras, o lo que es lo mismo, 30 Kg. Según la prueba realizada por Samsung, el Samsung Galaxy S6 se dobla y vuelve a su forma original sin ningún daño si se le somete a esta presión e incluso si suben a 32 Kg. Tal y como se aprecia en el vídeo, tanto el Galaxy S6 como el Galaxy S6 Edge sobreviven a la prueba sin ningún daño.

Hay otro detalle que SquareTrade pasó por alto, y fue probar la resistencia también por la parte de detrás. Samsung asegura que han enviado un comunicado a la empresa para que tomen nota de las correcciones y realicen un nuevo test, el cual les invitan a compartir públicamente. El motivo que argumenta Samsung en el comunicado es que la prueba inicial puede confundir a los usuarios ya que no se tienen en cuenta las condiciones habituales de uso diario. Sin embargo, es inevitable ver su clara intención de destacar que el Samsung Galaxy S6 es más resistente a dobleces que su enemigo, el iPhone 6.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...