Los Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 edge salieron a la venta hace menos de una semana y ya han sido despiezados y analizados en profundidad. Los cambios en el diseño de los nuevos buque insignia de Samsung han sido acogidos con entusiasmo por la mayoría de usuarios, pero no todo son ventajas. El Samsung Galaxy S6 tiene un chasis metálico que se muestra en el marco exterior y sus dos caras están cubiertas de cristal. Materiales de calidad y una construcción monobloque mucho más sólida, elementos propios de móviles que cuestan 700 euros (850 euros en el caso del Galaxy S6 edge). Sin embargo, el hecho de que no se pueda extraer la batería tiene preocupados a algunos usuarios. El blog PCmag ha hablado con Samsung y les han confirmado algunos detalles sobre el proceso y el coste que tendrá una nueva batería. Además, también dan detalles sobre el posible precio de una nueva pantalla.

Si la batería del Samsung Galaxy S5 o cualquier modelo anterior de la gama Galaxy empieza a fallar, la solución es tan sencilla como comprar una nueva y sustituirla manualmente, pero los Galaxy S6 ponen las cosas más difíciles. Su diseño es monobloque y no podremos sacar la batería. Para hacerlo es necesario acceder al interior del dispositivo con herramientas especiales, por lo que es mucho mejor si lo hace un especialista. Además, la batería está pegada al marco metálico y se encuentra enterrada bajo varios componentes, dificultando todavía más el acceso. Según un responsable de Samsung en Estados Unidos, cambiar la batería de los Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 edge costará 45 dólares, que son 42,17 euros al cambio actual, a los que habrá que sumar los gastos de envío. Los usuarios que tengan cerca un punto de reparación  Samsung podrán llevar su teléfono y tener la batería cambiada en el mismo día.


La batería de los Galaxy S6 cuenta con un año de garantía. Si la capacidad se reduce por debajo del 80% durante el primer año, la compañía se compromete a sustituirla de forma gratuita. De momento no hay muchos puntos de reparación de este tipo, pero la compañía planea abrir más próximamente. La batería del Galaxy S5 costaba 30 dólares, por lo que ha habido una subida de precio importante, pero sigue siendo barata si se compara con la del iPhone 6, que sube a 79 dólares tal y como apuntan en el blog PhoneArena.

En el caso de la pantalla, el precio aumentará de forma considerable, hasta 200 dólares -aunque sorprendentemente la pantalla curva del Galaxy S6 también costaría lo mismo. Este dato no ha sido confirmado oficialmente, pero lo más lógico sería que el panel del S6 edge costara más, ya que la propia pieza es más cara, tal y como vimos en el desglose del coste del Galaxy S6 edge. Lo que está claro es que todavía es pronto para conocer detalles más en profundidad sobre recambios y precios, ya que ambos modelos están disponibles desde hace tan sólo seis días.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...