Los usuarios quieren pantallas grandes, o al menos la mayoría. Así lo demuestra el último informe de la consultora Gfk, en el que se recoge que casi la mitad de smartphones vendidos en el primer trimestre de 2015 tienen una pantalla de 5 pulgadas o más. Es cierto que la fiebre de las pantallas amplias se está frenando un poco, y aunque la mayoría de fabricantes apuesta por tamaños generosos, lo hacen con cierta medida. ¿Pero qué pasa con aquellos que prefieren la comodidad de un móvil más compacto? Las gamas media y de entrada también están creciendo, pero en ellas se pueden encontrar muchas opciones de tamaños más lógicos. Además, los fabricantes idearon el concepto de “mini buque insignia”, para ofrecer a sus clientes la misma experiencia de uso de su terminal de tope de gama, pero en un chasis más compacto. HTC lo hizo con el HTC One mini, que vino seguido del HTC One mini 2. Según un informe del medio Focus Taiwan, no va a haber un HTC One mini 3 (o HTC One M9 mini), y la información llega directamente del presidente de HTC en el norte de Asia.

Jack Tong, el responsable de HTC en las regiones al norte de Asia, ha insinuado que HTC abandonará la serie mini que iniciaron hace aproximadamente dos años y no habrá ninguna versión compacta de su actual buque insignia, el HTC One M9. Tong asegura que el mercado se mueve hacia las pantallas grandes, tal y como lo refleja el informe de Gfk, y la marca está adaptando su portfolio a esta tendencia. Con esto podría indicar, no sólo que no habrá HTC One M9 mini, sino que sus smartphones de gama media y básica también se moverán en esta dirección. Si nos fijamos en sus últimos lanzamientos, vemos que HTC lanzó una versión más amplia del M9, llamada HTC One M9+ y que cuenta con una pantalla de 5,2 pulgadas. Más tarde lanzaban el HTC One E9+ en Asia, una versión con prestaciones más modestas y pantalla de 5,5 pulgadas. En este sentido, parece que el objetivo de HTC apunta hacia los phablets más que a las versiones mini.

HTC ofrecía una versión más compacta de su buque insignia, pero no sólo eso. Los HTC One mini cuentan con una pantalla más pequeña y un perfil técnico recortado, lo que los convierte en un gama media, pero con el diseño y algunas funciones de un gama alta. A HTC no le ha funcionado muy bien su gama mini como sí que sucedió con Samsung y los Galaxy S3, S4 y S5 mini, que tienen prestaciones similares. Hay otros fabricantes como Sony que llevan una estrategia muy distinta. Lo que hacen con la gama Xperia Z Compact es ofrecer exactamente el mismo perfil técnico, pero ajustan la pantalla para hacerlo más manejable. Lo que parece claro es que la tendencia de las pantallas grandes podría acabar con el concepto de smartphone compacto y la gama mini de HTC habría sido su última víctima.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro

Otras noticias sobre...