Apple celebró la conferencia WWDC el pasado 8 de junio, cita en la que aprovecharon para anunciar todas las novedades de software para su línea de productos. iOS 9 fue el gran protagonista y ya hemos visto al detalle algunas de sus novedades, tanto las más llamativas como esas que suelen pasar desapercibidas. Ahora que la WWDC ha quedado en un segundo plano las aguas vuelven a su cauce y el interés vuelve a centrarse en el próximo gran lanzamiento de Apple: los iPhone 6S y iPhone 6S Plus. Los de Cupertino tienen una cita como cada mes de septiembre y este año les toca el turno a los iPhone 6S -sí, en plural, ya que Apple seguirá manteniendo la configuración de dos modelos con distinto tamaño de pantalla. El último rumor relativo a los iPhone 6S, publicado por el blog japonés Macotakara, apunta a la posibilidad de que el chasis se ambos sea ligeramente más grueso.

Los iPhone 6 y iPhone 6 Plus tienen un perfil de 6,9 y 7,1 milímetros respectivamente, lo que los convierte en los iPhone más delgados que ha producido Apple. Sabemos que la compañía da una gran importancia al diseño y que la delgadez es uno de sus objetivos principales, por eso el hecho de que vayan a engordar los próximos modelos deberá venir acompañado de una buena justificación. De momento se trata de un rumor sin confirmar y no podremos saberlo hasta el momento de su lanzamiento, previsto para el próximo mes de septiembre. Sin embargo, los rumores sobre las novedades que Apple podría incluir en los iPhone 6S no contradicen totalmente esta teoría.

Se ha dicho que la característica estrella de los iPhone 6S será la tecnología Force Touch en su pantalla. Apple estrenó este sistema en el Apple Watch y más tarde en el Macbook, lo que hace es detectar no sólo los toques táctiles, sino la presión con la que son ejercidos. De esta forma se pueden realizar distintas acciones  sobre la pantalla sólo ajustando la fuerza que hacemos, algo así como el clic derecho del ratón en un ordenador. Según Macotakara, este sistema requiere de una serie de sensores que ocupan más espacio y serían los responsables del aumento de tamaño de los iPhone 6S y iPhone 6S Plus. Concretamente se habla de un aumento de 0,15 milímetros en la altura y 0,2 milímetros en el grosor. La integración de baterías más amplias también podría tener algo que ver con este supuesto “engorde”. Además, se ha dicho que los iPhone 6S tendrán un aluminio más resistente para evitar el problema del bendgate y asegurarse de que ningún iPhone se dobla por uso normal.  La cámara seguiría sobresaliendo del chasis, un detalle que no gustó a todos los usuarios, pero lo compensaría subiendo la resolución a 12 megapíxeles. El próximo mes de septiembre conoceremos más detalles, pero mientras tanto ya nos vamos preparando para la habitual ronda de rumores veraniegos.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,