Los Samsung Galaxy S6 fueron presentados hace  ya cinco meses, tiempo suficiente para que sean considerados como cosa del pasado en el frenético panorama tecnológico. Ahora las miradas están centradas en los anticipados Samsung Galaxy Note 5 y Samsung Galaxy S6 edge+, que serán presentados el próximo jueves día 13 de agosto. Pero cuando el evento toque a su fin, el interés se moverá a otro smartphone Samsung que llegará próximamente. Si Samsung sigue manteniendo su ciclo de renovaciones, el Samsung Galaxy S7 llegará en marzo de 2016 durante la feria Mobile World Congress y ya hay algunas pistas sobre su perfil técnico, concretamente su procesador. Como sabrás, Samsung prescindió de los procesadores de Qualcomm para sus últimos buque insignia, pero podrían volver a reclamar los servicios de la empresa americana para el siguiente.

El blog G for Games ha sido el encargado de difundir el documento interno en el que aparece una referencia al Samsung Galaxy S7 con un procesador Snapdragon 820, el próximo tope de gama de Qualcomm. El documento en cuestión hace referencia a los planes de actualización para Android M, la próxima versión importante de la plataforma, y en él aparece un nombre clave: Jungfrau. Este sería el nombre con el que Samsung habría bautizado al proyecto del Samsung Galaxy S7, igual que ya hicieron con el Project Zero del Samsung Galaxy S6. Además, este año estarían trabajando en acelerar el proceso de desarrollo lo máximo posible, para así conseguir que el dispositivo  esté listo para diciembre o principios de año como mucho, así tendrán más tiempo para preparar la llegada a las tiendas y quizás adelantar el lanzamiento.

El documento también menciona el código MSM8996, que no es otro que el número de modelo del procesador Snapdragon 820, el próximo chip de Qualcomm que irá integrado en muchos de los móviles de gama alta que se lancen en 2016. Tras el fiasco del Snapdragon 810, un chip muy potente pero que se calienta de forma descontrolada, Qualcomm habría pulido estos detalles, por lo que asumimos que el Snapdragon 820 será mucho más estable y rápido gracias a su nueva arquitectura Kryo. Si el documento corresponde a los planes de Samsung, la compañía volvería a la estrategia habitual de lanzar su buque insignia en dos modelos: uno con chip Exynos de Samsung y otro con chip Qualcomm. Sin embargo, todavía es muy pronto y el procesador del Samsung Galaxy S7 podría cambiar hasta el lanzamiento el año que viene.

Los rumores de que el Snapdragon 810 se calentaba llegaron cuando Samsung decidió prescindir de Qualcomm para la fabricación de procesadores para los Galaxy S6 y Galaxy S6 edge. El rumor ha quedado más que confirmado en los meses posteriores, en los que hemos visto como varios dispositivos de distintos fabricantes se veían afectados por este problema, incluyendo los HTC One M9 y Sony Xperia Z4. Ahora Qualcomm tiene que trabajar duro para superar el bache y recuperar la confianza perdida.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...