Las ventas de tabletas están cayendo, pero los fabricantes siguen apostando por esta tipología, algunos incluso la intentan reinventar. Primero fueron las tabletas normales, después las mini-tabletas y ahora toca el turno de las tabletas de gran formato. No son ninguna novedad, pero la llegada del iPad Pro con panel de 12,9 pulgadas podría revitalizar esta categoría -muy minoritaria, por cierto. Samsung ya cuenta con varios modelos de Galaxy Tab con paneles más amplios, concretamente de 12,2 pulgadas, pero lo que están preparando supera con creces todo lo que han hecho hasta ahora. No es la primera vez que hablamos de la misteriosa tableta de 18,4 pulgadas en la que Samsung estaría  trabajando, pero sí es la primera vez que recibe un certificado de redes por parte del Bluetooth SIG, síntoma inequívoco de que el dispositivo está en camino de llegar a las tiendas.

Al principio pensamos que la enorme tableta de la marca surcoreana era un prototipo en pruebas, y que probablemente quedaría descartado, pero no ha sido así. Durante la presentación en la feria IFA de Berlín, tras el anuncio del Gear S2, Samsung dio pistas sobre una tableta de gran formato que se llamaría Samsung Galaxy View. Automáticamente este modelo se relacionó con la tablet de 18,4 pulgadas que había estado apareciendo de forma intermitente, y todo apunta a que conoceremos todos los detalles antes de que termine el año. El código de producto sería SM-T670 y, como decíamos, ha recibido el certificado por parte del Bluetooth SIG. Este documento es imprescindible para que el equipo salga a la venta, por lo que ya podemos afirmar que Samsung quiere lanzar este modelo al mercado, y probablemente lo hagan en los próximos meses.

El documento no recoge detalles acerca de las especificaciones de la Samsung Galaxy View, sino que se limita a indicar que cuenta con conectividad Bluetooth 4.1. Sin embargo, los rumores ya se han encargado de perfilar algunas de las especificaciones más importantes. Como ya adelantamos hace varias semanas, las especificaciones no son precisamente destacables, sobre todo la pantalla. Con un área de 18,4 pulgadas en diagonal, este equipo necesitaría una resolución muy elevada para conseguir un nivel de nitidez a la altura de sus hermanas pequeñas. Sin embargo, Samsung habría decidido dejarlo en el estándar FullHD (1.920 x 1.080 píxeles), por lo que la densidad se queda en unos discretos 120 puntos por pulgada. Además el panel sería un TFT LCD, nada de Super AMOLED.

Si nos vamos al interior del dispositivo encontraríamos un chip Samsung Exynos 7580, un ocho núcleos con soporte para 64 bits que ha sido fabricado con el proceso de 28nm y en este caso iría acompañado de 2 Gb de memoria RAM. La memoria interna sería de 32 Gb, ampliables con tarjetas de memoria MicroSD de las que todavía no conocemos la capacidad máxima. También llevaría dos cámaras (8 megapíxeles detrás y 2 megapíxeles en el frontal) y una batería de 5.700 miliamperios para mover todo el conjunto, que funcionará con Android 5.1 Lollipop.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...