La última tendencia en telefonía son las pantallas táctiles sensibles a la presión. Apple empezó a usar esta tecnología con el Apple Watch y más tarde la vimos en el trackpad del nuevo MacBook. Era cuestión de tiempo hasta que el sistema llegara a la gama iPhone y lo hizo el pasado mes de septiembre con la función 3D Touch de los iPhone 6s. Sin embargo, lo que no se esperaba Apple era que Huawei se les adelantase. La compañía china consiguió sacarle ventaja a Apple con el anuncio del Huawei Mate S, cuya versión premium integra un sistema que detecta la presión que ejercemos con el dedo al tocar la pantalla. Los últimos rumores apuntan a que el Samsung Galaxy S7 también podría venir con este sistema y ahora el blog G for Games ha publicado información de Weibo que apunta directamente a Xiaomi. Si los rumores se confirman, su próximo buque insignia, el Xiaomi Mi5, también se sumará a la moda de las pantallas sensibles a la presión.

Huawei se adelantó a Apple, pero de momento no han mostrado lo que se puede hacer con esta tecnología en profundidad, sobre todo porque solamente va a llegar a la versión premium. Apple sí que ha desarrollado la idea del 3D Touch de forma más profunda y extensa, ofreciendo una experiencia de uso renovada en sus últimos manzanófonos. El sistema detecta si hacemos una pulsación suave o si ejercemos más fuerza, de esta manera ejecuta acciones diferentes como por ejemplo abrir menús emergentes o previsualizar contenido sin llegar a abrirlo. De momento no sabemos cómo lo implementará Xiaomi, pero hay rumores que aseguran que están trabajando codo con codo con Synaptics para traer el sistema Force Touch en su próximo buque insignia.

Xiaomi y Synaptics ya han trabajado juntos en la creación del Xiaomi Mi4c, una versión más modesta de su actual smartphone tope de gama. La compañía utilizó el panel táctil ClearPad S3708 de Synaptics, que ofrece soporte para ClearForce (el nombre que da Synaptics a la tecnología Force Touch) y SideTouch, aunque solamente tiene activado el segundo por motivos de precio. La compañía podría volver a utilizar esta pieza en el Xiaomi Mi5, aunque no se descarta que desarrollen su propia tecnología. Por cierto, los rumores apuntan a que el Xiaomi Mi5 tendrá una pantalla de 5,2 pulgadas con resolución QHD (2.560 x 1.440 píxeles), por lo que concentrará nada menos que 565 puntos por pulgada. Del procesador también se ha hablado y, aunque la mayoría de filtraciones apuntan al Snapdragon 820 de Qualcomm, también hay posibilidades de que venga con un Helio X20. Además, el Xiaomi Mi5 contaría con Qualcomm SenseID, el sistema de la compañía para seguridad biométrica a través de sensores de huellas dactilares, otra tecnología que se está extendiendo rápidamente por el panorama móvil (en parte impulsada por Android 6.0 Marshmallow y su soporte nativo para lectores de huellas). De momento sólo queda esperar a que Xiaomi se anime y ponga fecha a su próximo y esperado buque insignia.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...