Hoy se cumple justo una semana desde que Apple pusiera a disposición de los usuarios iOS 9.2, la versión más actual de su sistema operativo. Tras varias semanas de pruebas, la compañía por fin lanzó la versión final de iOS 9.2, que no contiene demasiadas novedades contundentes, sino que se centra más en pulir fallos y supuestamente mejorar el rendimiento. Muchos usuarios se enfrentan a un dilema, cada vez que Apple lanza una actualización, principalmente aquellos que tienen dispositivos más antiguos como el iPhone 4S. Se han dado casos en los que una actualización ha acabado por estropear el funcionamiento más que arreglarlo, provocando, por ejemplo, fallos en las conexiones, el consumo de batería y también el rendimiento. Junto con el iPad 2, el iPhone 4S es el modelo más antiguo que sigue siendo compatible con iOS 9 y su veteranía hace que sea el primer afectado una actualización no es lo que esperábamos. El blog RedmondPie ha publicado una comparación de velocidad entre iOS 9.1 y 9.2 para determinar si vale la pena actualizar o no.

La forma más eficaz de saber si iOS 9.2 es una actualización estable es comparar el rendimiento que ofrece con la versión anterior, que en este caso es iOS 9.1. Esta entrega llegó hacia finales de octubre y su única novedad destacable fue el teclado Emoji con nuevos iconos. Como los iPhone 4S son los modelos más antiguos, en el vídeo bajo estas líneas puedes ver dos iPhone 4S, cada uno con una versión, enfrentados en una prueba que compara la rapidez al ejecutar tareas habituales como encender el terminal o abrir aplicaciones. Se nota una ligera ventaja de iOS 9.2 sobre iOS 9.1, pero no estamos hablando de una diferencia abismal. Los dos modelos responden a las órdenes recibidas con relativa fluidez, pero hay que reconocer que iOS 9.2 suele adelantarse en la mayoría de pruebas.

El mismo test ha sido realizado con los iPhone 5, iPhone 5S y iPhone 6 y los resultados siguen en la misma línea. En el caso del iPhone 6, por algún motivo iOS 9.1 tardó mucho más en arrancar, pero después el rendimiento está prácticamente en el mismo nivel, con diferencias muy ligeras que no suponen un cambio abismal en la experiencia de uso que ambos ofrecen.

Por tanto iOS 9.2 es una actualización que mejora el rendimiento, pero no esperes notar una gran diferencia o te llevarás una decepción. Si que es cierto que se nota un poco más en modelos de iPhone más antiguos, pero insistimos en que no supone una mejora drástica. De momento no ha habido quejas sobre problemas generalizados en iOS 9.2, por lo que es seguro actualizar. El único caso en el que no hay que instalar iOS 9.2 (ni ninguna actualización) es si tienes instalado el Jailbreak. Recordamos que actualizar el sistema hace que el Jailbreak desaparezca y por el momento no hay ninguna solución de desbloqueo ni para iOS 9.1 ni para iOS 9.2.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,