Google anunció  Android 6.0 Marshmallow en mayo del año pasado y su lanzamiento se produjo en octubre, pero a pesar de haber pasado casi cinco meses, la nueva versión apenas ha alcanzado el 1% de los dispositivos Android activos en todo el mundo. Los retrasos en las actualizaciones son, desgraciadamente, lo habitual con la plataforma móvil de Google, y aunque muchas marcas tratan de acelerar el proceso lo máximo posible, la espera está asegurada. Samsung sorprendió el año pasado al lanzar Android 5.0 para el Samsung Galaxy S5  tan sólo un mes después del lanzamiento, pero este año están tardando un poco más. La compañía inició un programa beta de Android 6.0, pero se centró en los Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 edge, dejando los Samsung Galaxy S6 edge Plus y Samsung Galaxy Note 5 para más tarde a pesar de que son terminales más recientes.

No sabemos cuando llegará la actualización a Android 6.0.1 Marshmallow al Samsung Galaxy Note 5, pero ya podemos hacernos una idea de cómo lucirá gracias a las imágenes publicadas por el blog SamMobile.

La actualización no ha sido lanzada, por lo que la versión instalada en el terminal de las fotos podría ser de pruebas. En este sentido, es posible que haya cambios con respecto a esta y la versión final, pero el diseño sí que sería definitivo. Android 6.0.1 en el Samsung Galaxy Note 5 apuesta por los mismos cambios que ya hemos visto en los Galaxy S6 y S6 edge.

Android 5.0 Lollipop rediseñó totalmente la interfaz con un lenguaje más sintético de colores planos y esta versión sigue la misma línea, pero hay algunas diferencias que aporta Samsung. La más destacada reside en el menú desplegable donde aparecen los ajustes rápidos y las notificaciones. Samsung mantiene los botones de acceso rápido a los ajustes con un diseño circular, pero cambia la combinación de colores azul-verde, por un fondo blanco con los iconos en azul, tal y como se aprecia en la imagen sobre estas líneas.

La fuente que ha filtrado la noticia asegura que el rendimiento es más fluido tras la actualización, aunque nos nos extraña viendo el perfil técnico del phablet de Samsung. Actualmente es, junto con el Samsung Galaxy S6 edge Plus, el smartphone más potente de Samsung. Cuenta con un procesador Exynos 7420 de ocho núcleos, acompañado de 4 Gb de memoria RAM. Pero no todo es potencia, también integra una amplia pantalla Super AMOLED de 5,7 pulgadas y una cámara de 16 megapíxeles muy luminosa. Además, el diseño es más elegante por la utilización del metal y cristal y su lápiz S Pen se extrae con un sistema de clic.

De momento no hay fecha para la llegada de Android 6.0.1 Marshmallow al Samsung Galaxy Note 5, pero la filtración de estas imágenes evidencia que Samsung está probando esta versión en su tabletófono más puntero, y el lanzamiento podría producirse en las próximas semanas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,