En la actualidad, ya se pueden grabar vídeos con el móvil con una calidad de hasta 4K. Por eso, no es de extrañar que hasta los profesionales utilicen sus móviles para hacer grabaciones. Que cuentes con una buena calidad de grabación en tu dispositivo no garantiza nada, si no sabes sacarle un buen provecho. Es por eso, que te vamos a ofrecer unos consejos prácticos, para que hagas buenos vídeos y saques todo su potencial.

¿Quién no ha grabado ya un vídeo con su móvil? Se ha convertido en algo habitual, y es algo que en menor o mayor medida todos hemos experimentado. Sin embargo, se suele grabar en modo automático y de cualquier manera, desaprovechando así todas las oportunidades que nos brinda la calidad de nuestra cámara. Ahora bien, si lo que quieres es hacer vídeos como lo haría un experto, exprimiendo al máximo su calidad, tendrás que aprender algunas cuestiones importantes. Mediante estos consejos, te daremos indicaciones sobre cómo hacerlo. Una vez que los pongas en práctica, tus grabaciones serán de mayor calidad y tendrán un aspecto más profesional.

Graba mejor en horizontal

Uno de los principales errores que se cometen al grabar con el smartphone, es hacerlo con una perspectiva vertical. Aunque no existe ninguna norma específica de que los vídeos han de estar grabados de forma horizontal, no es una buena idea usar el modo vertical. Lo que ocurre, es que al grabar verticalmente nos encontramos con dos barras negras en cada lado de la imagen, y esto es algo que no queda estético. Por otro lado, la grabación en horizontal da una apariencia de más estabilidad y equilibrio en la imagen al poder sostener el terminal con las dos manos.

Procura no usa el zoom digital

No es recomendable usar el zoom digital cuando estás haciendo una grabación. El motivo, es que al acercar la imagen con el software del teléfono se pierde nitidez, y provoca un mayor movimiento en la imagen. La pérdida de calidad del vídeo es considerable. Si necesitas acercar la imagen lo recomendable es que te acerques tú mismo, para que no tengas que emplear el zoom digital.

Algunos móviles más avanzados con doble lente ya cuentan con el zoom óptico, esta posibilidad si puede ser empleada sin necesidad de que la grabación pierda calidad. Aunque no es recomendable sobrepasar el 2x de zoom, ya que si ampliamos más el resultado podría ser similar al que ofrece el zoom digital.

Busca la estabilidad

Encontrar el modo para que la grabación tenga la mejor estabilidad posible es algo fundamental. Lo más conveniente, está claro que es contar con un punto de apoyo fijo. Si quieres conseguir una buena grabación es aconsejable que tengas un trípode a mano o cualquier otro sistema de estabilización. Al contar con un buen punto de apoyo las imágenes serán más limpias y nítidas. No importa que tengas un buen pulso, es imposible permanecer totalmente inmóvil, por eso no tendrás más remedio que hacer uso de estos recursos.

Limpia bien la lente de la cámara

Puede parecer algo lógico, pero lo cierto es que habitualmente nos olvidamos de hacerlo. Antes de ponerte a grabar ten en cuenta este aspecto, porque puede ser algo que esté perjudicando la imagen. Es normal que la lente vaya arrastrando suciedad, cuando dejamos nuestro móvil en el bolsillo, en el bolso, etc. Por este motivo, cuando vayas a utilizar la cámara de tu móvil, procura coger un paño, como por ejemplo el que tienes para limpiar las gafas, y pásalo por la lente.

Sensibilidad ISO

La cámara de tu smartphone cuenta con unos ajustes a los que es importante que atiendas si quieres grabar buenos vídeos. Uno de los parámetros más importantes que tienes que regular es la sensibilidad ISO. No te preocupes si todavía no sabes lo que es ni para lo que sirve. Con este ajuste podrás regular la luz que es recogida por el sensor de la lente. Para hacer una buena regulación, debes tener en cuenta la luz con la que cuentas en el ambiente donde vas a grabar. Si estás en un contexto en el que hay mucha luz, necesitas menos sensibilidad ISO. En cambio, si dispones de poca luz es necesario que aumentes la sensibilidad ISO. Procura no aumentar demasiado la sensibilidad ISO, ya que así también aumenta el ruido en la imagen.

Graba a máxima resolución con la cámara trasera

Esto también puede parecer algo obvio, pero lo destacamos por si se te ocurre intentar hacer una buena grabación con la cámara frontal. Para obtener la mejor calidad posible, utiliza siempre la cámara principal de tu dispositivo. Pon la mejor resolución que tenga y aprovecha todas sus posibilidades.

Activa la cuadrícula

Para hacer una buena enmarcación en línea recta y que no aparezca la imagen torcida, es importante aplicar la regla de los tres tercios. Esto es algo fundamental en cualquier grabación o fotografía profesional. Solo tienes que ver si tu móvil cuenta con esta opción en su configuración y activarla. Gracias a esta cuadrícula, te resultará más sencillo tomar un punto de referencia para que la imagen del video salga recta.

Balance de blancos

Se trata de otra de las cuestiones básicas para grabar buenos vídeos con el móvil. El balance de blancos sirve para ajustar el brillo de los colores principales, como son el rojo, verde y azul (RGB). Dependiendo de las condiciones de luz que hay cuando vas a grabar tendrás que hacer un tipo de ajuste u otro. En el móvil ya vienen predeterminados los balances de blancos. Solo tienes que elegir uno de los modos: sol, sombra, automático, luz artificial, interior, etc.

Activar el modo avión

No hay nada más molesto que hacer una grabación importante, y que de repente recibas una llamada o una notificación que estropee lo que estás haciendo. Para impedir que esto ocurra, activa el modo avión en tu smartphone y olvídate así de las interrupciones.

 

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp