Ya no cabe ninguna duda de que los patinetes eléctricos están de moda, y cada vez son más las marcas que apuestan por esta tendencia. Este medio de transporte presenta muchas ventajas siendo una buena opción sobre todo para ir por la ciudad. Antes de comprarte uno, te aconsejamos que lo pienses bien y atiendas a estas características para ver cuál se adapta mejor a lo que necesitas.

Ya es habitual ver patinetes eléctricos por cualquier zona de la ciudad, también por los paseos marítimos y zonas de costa. Su uso se está extendiendo, por ese motivo ya hay en el mercado una gran variedad para elegir. Hay muchos con diversas características, te nombramos cuáles son las más importantes en las que debes fijarte antes de decidirte a comprar uno.

1. Piensa en el uso que le vas a dar

Antes de tomar una decisión, piensa si lo vas a querer para ir todos los días al trabajo, para subir cuestas, divertirte, o simplemente para pasear cuando te apetezca. Hay patinetes eléctricos muy ligeros, con una gran cilindrada o que soportan un gran peso. Dependiendo de lo que necesites, te interesará que cumpla más con unas características que con otras.

Si por ejemplo lo vas a combinar con transporte público, es interesante que el patinete sea plegable y ligero. Si lo necesitas para trayectos largos, tendrás que fijarte en su autonomía. Si estás pensando en llevar la compra o ir con tu hijo en él, es importante que conozcas el peso que soporta.

2. Frenos y seguridad

Desde luego esta es una característica imprescindible, ya que todo lo que esté relacionado con la seguridad siempre te va a interesar. Si además eres de los que les gusta ir deprisa, debes contar en todo momento con unos buenos frenos que respondan bien.

El sistema de frenado es un factor fundamental cuando hablamos de seguridad. Dependiendo del modelo de patinete eléctrico, te encontrarás con distintas modalidades de frenado. Frenos de disco, pastillas de freno, de palanca aplicada en la rueda trasera o de motor. Infórmate sobre cuál te conviene más para el uso que le vas a dar.

Es conveniente que sepas que estos patinetes pueden tener tanto frenos mecánicos como hidráulicos. Los mecánicos frenan bien a altas velocidades, el freno depende de la fuerza que apliquemos con la mano, y puede ser algo brusco. Su punto débil está en la pérdida de control. Los frenos hidráulicos suelen ser los convencionales, permiten un buen frenado sin pérdida del control ni bloqueo de la rueda trasera. La frenada en este caso es más progresiva y menos brusca. Dependiendo del uso y del presupuesto te convendrán más unos u otros.

3. Calidad de la batería

Este es un aspecto clave a la hora de elegir un patinete eléctrico. Las baterías más usadas suelen ser las de litio y las de gel. La vida útil de estas baterías son diferentes y su mantenimiento también.

Las baterías de gel suelen ser más económicas, ya que soportan menos ciclos de carga y disponen de memoria, por lo que después de cada uso hay que cargarlas totalmente. Otra de las desventajas es que tienden a sobrecalentarse. Su vida útil es de aproximadamente unos dos años.

En cuanto a las baterías de litio, si bien son algo más caras hay que tener en cuenta que su calidad es mayor. Son más eficientes y aguantan muchos más ciclos de carga, hasta 2500 y 3000 cargas en comparación con las 500 cargas de la batería de gel. Si además la batería es de una marca que conozcamos, tal y como puede ser Samsung, entonces es más recomendable.

4. Accesorios y recambios

No todas las marcas están igual de preparadas a la hora de sacar accesorios y recambios al mercado para los patinetes eléctricos que venden. Es conveniente que optes por una marca que te de confianza, que sepas dónde encontrar sus recambios, y tengas un servicio técnico a tu disposición para cualquier problema que pueda surgir.

A medida que vayas usando tu patinete eléctrico es posible que quieras ir añadiendo extras y accesorios, como por ejemplo un cargador extra, un asiento, una bolsa de transporte, etc. Asegúrate que dicha marca ofrezca una buena variedad de accesorios, para que puedas disfrutar de tu patinete durante muchos años.

5. autonomía

Este es un factor imprescindible para muchas personas. La autonomía de la batería del patinete se mire por Amperios, a medida que tenga más Amperios la autonomía será más amplia. Debes tener en cuenta que la que viene en la descripción del patinete está marcada bajo condiciones ideales. Si necesitas en tu uso diario una autonomía de unos 10 km es conveniente que optes por una de 20 km para que te asegures de que no te va a dejar tirado antes de tiempo.

Piensa bien en este punto, ya que el precio del patinete también se puede disparar dependiendo de su autonomía. No es necesario que optes por una gran autonomía si no piensas hacer muchos kilómetros diarios.

6. Peso que soporta el patinete eléctrico

En todos los patinetes eléctricos hay un máximo de peso soportado. Si eres de los que piensa ir cargado, montar a alguien en él, o simplemente con tu peso piensas que no va a subir bien las cuestas, es conveniente que tengas en consideración un patinete que soporte un buen peso. Para que te hagas una idea, un patinete que soporte unos 100 kg ya puede ser suficiente para lo que estás buscando.

7. Diseño y facilidad para transportarlo

Seguramente, si vas a combinar tu patinete eléctrico con un medio de transporte público, como puede ser el metro o el autobús, te facilitará mucho las cosas el hecho de que tenga un diseño menos robusto, que se pueda plegar y no pese mucho.

Hay patinetes muy ligeros, que están especialmente diseñados para que los transportes con facilidad. Si esto es algo importante para ti, tendrás que tener en cuenta el material con el que está hecho, el peso que tiene, su diseño y comodidad para plegarlo y ser transportado.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp