¿Quieres pasar desapercibido en las redes sociales sin renunciar a ellas? Aunque no hay una opción que nos permita mantener totalmente ocultos, sí contamos con una serie de configuraciones para evitar que nos encuentren o vean el contenido que publicamos en las plataformas sociales populares.

Repasemos las opciones disponibles para mantener la privacidad en Facebook, Instagram y Twitter.

Ocultar el perfil en Facebook

A menos que desactives tu cuenta, no hay forma de ocultar tu perfil, pero puedes elegir el grado de privacidad que deseas tener configurando una serie de opciones.

Para ello, entra a tu cuenta de Facebook y ve a la sección de Configuración >> Privacidad. Ahí encontrarás dos secciones bien definidas:

  • Tu actividad
  • Cómo pueden encontrarte y ponerse en contacto contigo

Si comienzas con la configuración de «Tu actividad» verás que te permite definir quién puede ver las publicaciones que realices a partir de ahora. Facebook establece de forma predeterminada como «Público», pero si quieres  que sea lo más privado posible haz clic en «Editar», y elige la opción «Solo yo». Esto establecerá que nadie más que tu visualizará el contenido que subes a Facebook.

Si quieres aplicar el mismo grado de privacidad a las publicaciones anteriores entonces elige  «Limitar público de publicaciones anteriores». Si tienes amigos añadidos en tu cuenta de Facebook evitará que los “Amigos de Amigos” puedan acceder al contenido que ya has publicado. Y por supuesto, también será invisible para el resto de usuarios de Facebook.

Ahora pasa a la sección «Cómo pueden encontrarte y ponerse en contacto contigo». A medida que vayas cambiando las opciones que están en esta sección, toma el tiempo necesario para entender los cambios que estás realizando en Facebook. Si no tienes cuidado, puede que hagas totalmente inaccesible tu cuenta para todos, cuando tal vez esa no sea tu intención.

En esta sección también puedes indicar que restringes totalmente el acceso para que los usuarios te encuentren en Facebook, y que tu perfil no aparezca en los motores de búsqueda, por ejemplo, Google. De esta manera, nadie podrá encontrar tu perfil “por casualidad” o por utilizar el buscador. Y si por alguna razón llega a tu perfil de Facebook, no podrá visualizar tu contenido.

Ocultar el perfil en Twitter

Twitter cuenta con menos opciones para limitar el acceso a la visualización de nuestro perfil, pero hay algunos detalles en la configuración que nos permitirá tener algo de privacidad.

Por ejemplo, podemos pasar nuestra cuenta pública de Twitter a privada. Esto quiere decir que todos tweets que publiques no podrán visualizarlo nadie que no esté autorizado por ti.

Para configurar esta opción ve a la home de tu cuenta Twitter y selecciona Más opciones. Esto te llevará a Configuración y Privacidad >> Privacidad y seguridad >> Protege tus tweets.

Si marcas con una tilde el casillero, ya no serán públicos tus tweets. Ten en cuenta que esto implica un trabajo extra: cuando alguien te quiera seguir, vas a recibir una notificación de “Solicitud de seguimiento, para que aceptes a ese usuario o lo rechaces.

Otra configuración importante a tener en cuenta para añadir un plus de privacidad es establecer que no deseas que se añade información de ubicación a los tweets. De forma predeterminada está inactiva, pero si quieres dar un vistazo la encontrarás en Privacidad y Seguridad >> Información de ubicación.

Otra opción para mantener lo más privado posible nuestro perfil es desactivar el etiquetado de fotos. De esta forma, evitarás que te etiqueten en las fotografías que comparten y publican otros usuarios. Esta opción está en la misma sección de Privacidad y seguridad >> Etiquetado de fotos.

Ahora enfoca tu atención en la opción «Visibilidad y contactos». Ahí podrás establecer que los usuarios no puedan encontrarte por tu número telefónico ni por tu dirección de correo electrónico. Esta es una de las opciones que ofrece Twitter a los usuarios para encontrar sus contactos en la plataforma.

Ocultar el perfil en Instagram

Instagram también añade algunas opciones para que los usuarios mantengan cierto grado de privacidad, aunque no podrás ocultar totalmente el perfil.

Encontrarás estas opciones en Configuración >> Privacidad. Una de las más importantes permite configurar la cuenta de Instagram como privada. De esta forma, solo los seguidores aprobados podrán ver tus publicaciones o las interacciones que se generen en ellas.

Y por supuesto, tus publicaciones nunca aparecerán en las recomendaciones, ni en la sección Explorar, ni al buscar hashtags específicos. Aunque te cuidado, esto no quiere decir que seas invisible si interactúas en cuentas publicas de otros usuarios. En ese caso, todos podrán ver tus comentarios y dirigirse a tu perfil.

Por otro lado, si tu solo quieres que el contenido de Instagram solo permanezca oculto para determinadas personas, entonces puedes bloquearlos. Eso evitará que vean tus publicaciones o se comuniquen contigo.

Esta acción la tienes que realizar de forma manual con cada uno de los usuarios que deseas bloquear: ve a su perfil, abres el menú (pulsando los tres puntitos) y eliges la opción “Bloquear”. La lista de personas bloqueadas las encontrarás en Configuración >> Privacidad >> Cuentas bloqueadas.

Todas las opciones que configuración que mencionamos las puedes revertir y personalizar tantas veces como desees según tus necesidades. Y aunque ninguna de las redes sociales ofrece una privacidad absoluta, puedes combinar estas opciones para controlar quiénes pueden ver los contenidos que compartes y evitar que tu perfil se añade en los buscadores o secciones populares.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...