Pequeños, muy pequeños. Así son los nuevos discos duros de 1,8 pulgadas, cortesía de la firma Plextor. Muy ligeros, del tamaño de una tarjeta de crédito, y con un grosor inferior al de una cajetilla de tabaco. Para que puedas llevarlo en el bolsillo a todas partes. Son la solución intermedia entre un lápiz USB de menor capacidad y un disco duro de escritorio con menor movilidad.

Y es que estos accesorios son totalmente portátiles. Sus medidas están en torno a los 12 x 90 x 62 milímetros, y su peso ni siquiera supera los 90 gramos. Además, no tienes que cargar contigo una fuente de alimentación. Para abastecerse de energía les basta conectarse al puerto USB del ordenador, de modo que puedas tenerlo siempre encima y usarlo en cualquier momento.

Como suele ser habitual, estos periféricos son Plug & Play. Es decir, que no hay que instalar ningún programa antes de utilizarlo en el ordenador. Los archivos se transfieren mediante una conexión estándar USB 2.0. Y funcionan tanto en Windows como en un Mac.

Están disponibles en dos versiones, el PX-PPH60U y el PX-PPH120U, de 60 y 120 gigabytes respectivamente. Se espera que salgan a la venta a medidados del mes de diciembre, el primero con un precio de 60 euros y el segundo por 120 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.