Compacto, muy compacto. Y, lo que es más novedoso, sin cables. Los microproyectores están floreciendo como las setas, pero con este ViewSonic PJD2121 podemos olvidarnos de tener cables por medio. Es un proyector muy interesante que, a pesar de estar colocado muy cerca de la pantalla, es capaz de crear imágenes equivalentes a una pantalla de sesenta pulgadas.

Su novedad más interesante es la pasarela WiFi ViewSonic WPG-350, que nos evitará todo tipo de cables. Basta con conectarlo al puerto VGA del proyector y tendremos una conexión WiFi con cualquier ordenador desde el que podremos lanzar la película que queramos proyectar. Cualquiera que tenga un proyector conectado a varias cosas, un TDT, una videoconsola y un DVD, por ejemplo, sabrá lo engorroso que puede ser estar todo el día cambiando de cables.


Lo malo es que con proyectores tan compactos, las prestaciones se ven afectadas. En este caso, por ejemplo, la resolución máxima será 800×600, aunque bien es verdad que depende de la fuente a la que lo conectemos, de manera que con algunas podríamos alcanzar los 1080i.

La luminosidad tampoco puede compararse con la cantidad de lúmenes que da un proyector mayor, en este caso hablaríamos de unos 400. Si tenemos en cuenta que 2.000 puede ser un valor medio de los de tamaño normal, entendemos que no es muy luminoso. Eso sí, dependerá de lo luminoso que sea el sitio donde proyectemos, porque con sólo 100 lúmenes ya se consiguen buenas proyecciones.

El precio del proyector es de 350 euros y el adaptador WiFi se vende aparte y sale por unos 140 euros.

Vía: Engadget

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...