El diseño de los smartphones está adquiriendo más importancia desde hace un tiempo. Cada vez son más las marcas que abandonan el plástico y se pasan a otros materiales más resistentes y elegantes, como el metal o el cristal. El plástico es muy versátil y también puede ser muy resistente según el tipo de construcción del equipo (para ejemplo los Nokia Lumia). Samsung era la máxima defensora del plástico y llevaban usándolo de forma sistemática en toda su línea Galaxy. Tras meses de rumores que indicaban que iban a pasarse al metal, a principios de este mes por fin nos presentaban los Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 Edge, ambos con estructura de aleación de aluminio y cristal resistente cubriendo ambas caras, lo que hizo dudar de su resistencia. La robustez de los nuevos smartphones de Samsung ha sido puesta a prueba una vez más.

http://youtu.be/gdkPKeOVOrk

El blog SammyHub ha publicado varios vídeos en los que se somete a distintas pruebas de resistencia a los Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 Edge. En ellos vemos como los equipos superan varias caídas sin sufrir apenas daños, más que algunos desperfectos en las esquinas y arañazos superficiales. Sin embargo, el cristal Corning Gorilla Glass 4 no es irrompible y al final acaba sucumbiendo ante tanto golpe, pero consiguiendo buenos resultados.

Pero ahí no queda todo, el Samsung Galaxy S6 Edge también se las tiene que ver con el agua, sí, has leído bien. Samsung apostó por la resistencia al agua con el Galaxy S5, pero eliminaron esta propiedad en los nuevos Galaxy S6. A pesar de ello, el Samsung Galaxy S6 Edge pasa un tiempo dentro de un tanque con agua y consigue sobrevivir para contarlo. Y ya por último tenemos el vídeo más extraño de todos, en el que se usa un Samsung Galaxy S6 y un Samsung Galaxy S6 Edge como cascanueces. Por la violencia de los golpes, parece hecho por la misma persona que publicó la primera prueba de resistencia el S6 Edge.

Evidentemente no hay material irrompible y así lo demuestran los vídeos. El cristal Corning Gorilla Glass 4 es muy resistente, pero acaba cediendo con golpes muy fuertes o al acumular muchos impactos. La estructura de aleación de aluminio aporta robustez al conjunto, pero no impedirá la aparición de grietas en el cristal. Lo mejor en estos casos es echar mano de una funda protectora. Samsung ya confirmó la llegada de una nueva gama de accesorios exclusivos para los Samsung Galaxy S6, entre los que se puede encontrar fundas tipo libro, con cremallera, con solapa protectora para la pantalla o carcasas normales para proteger la parte trasera. Además habrá muchas más opciones de otros fabricantes como CaseMate u OtterBox. El próximo 10 de abril salen a la venta y de momento parece que están respondiendo muy bien a las primeras pruebas de resistencia. Habrá que esperar al lanzamiento para poder conocer más sobre el nuevo diseño de los Samsung Galaxy S6 y S6 Edge y sobre todo su resistencia.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...