Si no tienes un móvil resistente al agua, está claro que lo mejor es la precaución para evitar que se moje. Pero en caso de accidente es importante que estés bien preparado. Una emergencia la puede tener cualquiera, y es posible que tú no seas la excepción. Por este motivo, te mostramos cómo debes actuar si tu móvil se cae al agua.

Una de las principales causas de avería en los móviles es el contacto con líquidos. No es de extrañar que muchas marcas de móviles hayan tenido esto en cuenta y preparen sus modelos para que sean resistentes al agua. Si no cuentas con uno de estos móviles, debes saber cómo actuar ante este tipo de situaciones. A veces, por ignorancia, intentamos soluciones que pueden ser aún más destructivas con nuestro smartphone.

1. Mantenlo apagado y extrae sus componentes

¡Qué no cunda la alarma! Tu primera reacción puede poner en peligro tu móvil. Respira, toma aire y déjalo apagado. Es necesario secarlo lo mejor posible. Sus circuitos se componen de miles de conexiones, y el agua es conductora de la electricidad. Para evitar cortocircuitos es importante mantener el móvil apagado. De inmediato, hay que sacar la batería, tarjeta de memoria SD y la tarjeta SIM.

Una vez hecho esto, es hora de utilizar un papel o un pequeño paño absorbente con la intención de retirar todos los restos de agua que hayan podido quedar en cada una de las piezas. A continuación, hay que dejar secar al aire libre. Aunque parezca una solución más eficaz nunca utilices el secador, ya que puede provocar que se introduzca el agua en el interior del móvil.

Esto suele ser lo más urgente: mantener apagado el móvil, extraer todas las piezas y secarlas con tranquilidad.

2. El arroz y otros absorbentes

Recurrir al arroz cuando nuestro móvil se ha caído al agua es uno de los mitos más extendidos. En muchos casos funciona. La idea es que cuando hemos secado de forma manual todo los componentes de nuestro móvil, es momento de dejarlo sumergido en un recipiente lleno de arroz. Es necesario que permanezca así durante 24 horas, con el fin de asegurarnos que toda el agua haya podido ser absorbida por este cereal. Transcurrido este tiempo ya se puede encender, comprobando así que hemos salvado nuestro móvil. Otros absorbentes que también puedes utilizar son la arena de gato y la avena.

Existen unos productos específicos patentados, que prometen una gran eficacia con tu móvil si se cae al agua. Se trata de un químico de naturaleza dieléctrica que no es conductor de la electricidad, por lo que no daña los circuitos ni las conexiones. Además, es capaz de eliminar la humedad y la corrosión del interior del móvil.

3. Introduce tu smartphone en una bolsa al vacío

Una opción bastante útil para aspirar todo el agua del interior del móvil, es la de meter el terminal dentro de una bolsa de plástico pequeña. Una vez introducido, ya sea de forma manual o con una bomba de succión, podrás ir extrayendo los restos de líquido que aún queden.

4. Sumergir el móvil en alcohol

Aunque puede parecer una barbaridad, es un método que suele recomendarse. Es algo que puedes intentar con tu móvil si se cae al agua. Por supuesto, a la hora de hacerlo el móvil ha de estar apagado, sin batería ni tarjetas de ningún tipo.

Cuanto más nivel de pureza tenga el alcohol mejor. Debes usar ese mismo que te aplicas para evitar la infección de una herida, ya sea de 70º, 95º, e incluso mejor si utilizas el de 99º. Solamente hay que sumergir el móvil durante unos cuantos minutos. El alcohol se introduce por los mismos sitios que lo haya hecho el agua, retirándola completamente. Lo dejas secar y ya podrás comprobar si has logrado salvar tu móvil.

5. Evita las fuentes de calor

Una de las medidas que se nos puede pasar por la cabeza automáticamente cuando vemos nuestro móvil empapado de agua, es la de secarlo como sea. Para ello somos capaces de hacer cualquier cosa. Pues bien, evita esto a toda costa. Los secadores de pelo o las estufas no son una buena solución.

El sistema electrónico del móvil funciona mejor con los circuitos en frío. Con la aplicación de calor es posible provocar un cortocircuito. También los metales y piezas de plástico que contiene el móvil pueden deteriorarse ante el exceso de calor.

Estos son algunos de los consejos más útiles que puedes intentar con tu móvil si se cae al agua. Prevenir que esto pueda suceder es lo más conveniente, pero un accidente lo puede tener cualquiera. Por eso, te recomendamos que estés preparado para esta situación. Ante todo, no hay que perder la calma. Pon en práctica alguno de estos cuidados de emergencia, y ten paciencia para comprobar si tu móvil se ha podido salvar de la tragedia.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...