La firma Kingston, popular por sus pendrive y tarjetas de memoria, acaba de aparecer con una novedad en el bolsillo. Se trata de la nueva tarjeta Elite Pro SDHC con 32 gigas de memoria, que se dice pronto. Las tarjetas SDHC no son más que una mejora propulsada por las necesidades de almacenamiento de las videocámaras. Esta nueva generación de tarjetas aumenta la capacidad de las SD, dispositivos a los que estábamos acostumbrados hasta ahora.


La tarjeta es del tipo 4. Esto significa que la velocidad de transferencia es de 4 MB por segundo, efectividad mejorable con las tarjetas del tipo 6. En la misma gama 4, Kingston ofrece distintas tarjetas con capacidades diferentes, de cuatro, ocho y hasta dieciséis gigas. La firma asegura que la capacidad de la tarjeta es de ocho horas de vídeo en alta definición o de 6.000 fotografías, a una resolución de diez megapíxeles.

Tanta capacidad tiene su precio, y es que la tarjeta en cuestión puede costar más de 200 euros. Veremos quién se atreve a utilizarla, y es que nos parece que hasta al más fotógrafo le sobrará espacio por todas partes. Kingston, sin embargo, tiene que adelantarse a los acontecimientos con este tipo de tarjetas o con pendrives de dieciséis gigas. Porque a la larga a estos aparatos no acaba por sobrarles nada, más bien al contrario.

Vía: Coolest gadgets

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp