Son auriculares de altos vuelos. Igual que ocurre con los Denon AH-D7000, estos HD 800 de Sennheiser están pensados para satisfacer a los auténticos apasionados por la alta fidelidad. Esos que no quieren perderse ningún detalle de la música.

Para empezar, llevan unos nuevos transductores dinámicos más grandes de lo habitual. Gracias a sus 56 milímetros de diámetro ofrecen una mejor definición en los sonidos más graves. En teoría eso podría interferir con la reproducción de las frecuencias agudas. Sennheiser ha resuelto ese problema incorporando un diafragma de diseño exclusivo para resolverlo. El resultado es una excelente respuesta en frecuencia de 6 hercios a 51 kilohercios (muy por encima de lo normal).

Por otra parte, los Sennheiser HD 800 tratan de crear una sensación espacial a la hora de reproducir el sonido, en lugar de un simple sonido estéreo. Emitiendo las ondas en un ángulo de 45 grados consiguen simular el mismo efecto que si estuvieramos escuchando la música a través de unos altavoces. Y eso que se son auriculares circumaurales, con los que nuestras orejas quedan totalmente aisladas al colocarlos.

Estos Sennheiser HD 800 son uno de los modelos mejor construidos de Sennheiser. Algo que repercute en el precio, de 1.400 dólares (1.050 euros al cambio). Es el coste de su gran calidad, pero también porque están fabricados a mano y con materiales de primera: acero inoxidable, cable de cobre bañado en plata y aislado con teflón y almohadillas de Alcantara.

Vía: gadgetell

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...