El nuevo móvil de Toshiba promete ser una de las grandes atracciones en el inminente Mobile World Congress 2009 de Barcelona. Hay motivos para ello, porque la pantalla de 4,1 pulgadas de este TG01 es la más grande que hemos visto hasta ahora en un terminal táctil. Pero también porque su procesador Qualcomm Snapdragon de un gigahercio lo hace casi el doble de ágil y potente que los habituales smartphones o teléfonos inteligentes.

Nos ocupamos primero de su pantalla, cuyas excepcionales dimensiones afectan lógicamente a la longitud y altura del móvil, pero no a su grosor de apenas 10 milímetros. Sus 480 x 800 píxeles son resolución suficiente para poder visualizar archivos DivX, el popular formato de vídeo. Es más, incluso puede reproducir contenidos de alta definición con 720 líneas verticales. Aunque dado que la resolución nativa del terminal no sería suficiente para soportarlo, sería necesario conectarlo a un televisor con esas prestaciones.

En un teléfono táctil el sistema operativo siempre juega un papel determinante. En el caso del TG01, Toshiba se ha decantado por Windows Mobile 6.1, para lo bueno y para lo malo. No obstante, empleará una interfaz propia, a través de la cual navegaremos por las distintas aplicaciones agrupadas en filas de tres en tres. Lo mejor es comprobar su comportamiento en el siguiente vídeo:

A juzgar por lo visto, aún lo tiene complicado para hacerle sombra al manejo intuitivo y multitáctil del iPhone. No obstante, el citado procesador de un gigahercio proporcionará mayor fluidez en su uso, ya sea deslizándonos por sus menús o en aplicaciones que van desde el paquete Office a videojuegos con gráficos 3D.

Otra de las ventajas del TG01 sobre el iPhone y otros modelos similares es que, a la hora de navegar por Internet, no se le atragantan los contenidos multimedia en formato flash. Buena noticia para un móvil que no tendrás problemas en acceder a las redes inalámbricas, bien sea a través de Wi-Fi o mediante conexión HSDPA de alta velocidad.

También incluye navegador AGPS integrado, un acelerómetro que detecta la orientación del teléfono y una cámara de 3,2 megapíxeles. De su autonomía no se han ofrecido datos, aunque se puntualiza que el avanzado procesador regula dinámicamente su velocidad para optimizar el consumo de energía. Llegará con 512 megabytes de memoria interna, pero en un móvil de esta naturaleza se recomienda expandirla mediante tarjetas microSD de hasta 32 gigabytes.

Toshiba no ha querido revelar información sobre su precio, e incluso podría omitir esa información durante su presentación oficial en el Mobile World Congress 2009. Lo que sí parece confirmada es su salida al mercado durante el próximo verano.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...