Sony ha anunciado novedades dentro de su familia S-Frame de marcos digitales. No tienen ese diseño retrofuturista tan curioso del Sanyo ALBO, pero mantienen el corte minimalista habitual en los marcos de la firma japonesa. Con tamaños de entre entre ocho y diez pulgadas, llevan prestaciones poco comunes como la salida HDMI para conectarse a un televisor de alta definición. También incluyen un sensor de movimiento (acelerómetro) para cambiar la visualización de la imagen al girar la pantalla.

Este ajuste automático se combina, lógicamente, con un soporte de pie que puede girar para buscar el punto de apoyo. La famila DPF-D es la que reúne prestaciones más sencillas, y dentro de ella se han presentado dos nuevos modelos con pantallas de siete (DPF-D72) y ocho pulgadas (DPF-D82), en ambos casos de 640 x 480 píxeles. Cuentan con 1 GB de memoria interna y un lector de tarjetas SD, Memory Stick, Compact, Flash y xD. En la línea de muchos marcos, pueden funcionar como reloj-despertador y se acompañan de un mando a distancia. El precio del modelo de ocho pulgadas es de 170 euros.


Subiendo un poco las prestaciones, tenemos la familia DPF-V, donde se introducen dos modelos con pantallas de ocho (DPF-V800) y diez pulgadas (DPF-V1000), con una resolución de 800 x 600 píxeles en el modelo más grande. Reúne los mismos sistemas de almacenamiento y funciones que la serie DPF-D, pero incluye otros ajustes automáticos aparte del sensor de movimiento, como la corrección de los ojos rojos, zonas desenfocadas y manchas en la piel de los retratatados.

También lleva un sensor de luminosidad, para intensificar o disminuir el brillo de la pantalla en función de la iluminación de la habitación. Para rematar la faena, los Sony DPF-V800 y DPF-V1000 llevan una salida HDMI, gracias a la cual podremos ver las fotos a toda pantalla en el televisor delgado del salón. Esta gama, como observamos en la imagen superior, cuenta con versiones de color blanco, además del negro distintivo en los marcos de Sony. El modelo de diez pulgadas tiene un precio de 280 euros.

El tope de la gama lo marca la familia DPF-X1000, que se estrena con dos modelos de pantalla de ocho (Sony DPF-X800) y diez pulgadas (Sony DPF-X1000). Sus características son exactamente las mismas que en la familia anterior, con una sola diferencia: su memoria interna sube a 2 GB. El precio del modelo de diez pulgadas también sube, en este caso a 330 euros.

Ahora bien, si estás interesado en alguno de los modelos para regalarlo en el Día de San Valentín, vas a tener que esperar a otra ocasión. Y es que los nuevos marcos de Sony no saldrán a la venta en España hasta abril.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,