Está claro que no a todo el mundo le gustan los auriculares de estilo sobrio y discreto. Por eso, existen modelos como los Aerial 7 Street y los Earbud Yo-Yo, estos últimos de Covington Creations. Aunque por lo que más destacan, es por su colorido diseño. Pero, ¿cuáles elegimos?

Si buscamos un modelo que nos tape las orejas, podemos optar por los Aerial 7 Street. En esta colección, disponemos de varios modelos, para todos los gustos. Por un lado, tenemos la serie Matador. Estos se caracterizan por su ligereza y reducido tamaño, dentro de lo que son los cascos de este tipo. Eso sí, manteniendo una calidad de sonido estándar (impedancia de 32 ohmios). En cuanto a su precio, podemos encontrarlos por 50 dólares, que al cambio son 40 euros.


Pero si no nos convencen y queremos algo más potente y de más calidad, podemos optar por la serie Chopper. Estos se caracterizan por ofrecer una buena respuesta en frecuencias bajas, y por proporcionar un sonido potente sin perder nitidez. Además, gracias a su diseño que los hace parecer unos cascos de obra, aíslan mucho mejor el sonido exterior. De esta forma, podremos disfrutar de nuestra música, sin ruido de por medio. Pero al ofrecer mejor calidad de sonido (impedancia de 40 ohmios), su precio también aumenta. En este caso, hasta los 60 dólares, que con el cambio actual, se quedarán en algo más de 45 euros.


Y si seguimos queriendo mejor calidad aún, todavía nos queda la serie Tank. La gama más alta de la colección. Tienen un diseño más cuidado, y presumen de tener una calidad apta para DJs profesionales (impedancia de 64 ohmios), y una gran sensibilidad tonal. Es decir, son capaces de reproducir desde las frecuencias más graves, hasta los agudos más chirriantes. Y sin perder calidad de sonido en absoluto. Pero al ser los que mayor calidad ofrecen, también son los más caros. En este caso, la unidad cuesta 80 dólares, unos 60 euros al cambio actual.


Aunque si preferimos unos auriculares más clásicos, de los que van dentro del oído, pero más llamativos, tenemos los Earbud Yo-Yo. Disponen de numerosos modelos personalizados, que van desde tonos lisos, hasta estampados. Y dentro de los estampados hay de todo. Por ejemplo, podemos elegir un diseño florido, un diseño cebreado, o hasta una imitación de camuflaje militar. Aunque cabe destacar otra peculiaridad. Y es que al colocar los cascos en la funda que traen, imita el diseño de un yoyó. De este modo, según saquemos más cable, se irá desenroscando como un yoyó. El precio, tan sólo 16 dólares, que con el cambio se quedan en 12 euros.

Vía: Coolest Gadgets 1/2

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp