Los videoaficionados motorizados están de enhorabuena. La firma británica Motocomm ha sacado a relucir la DSR-1003G, un nuevo modelo de cámara y grabadora para la parte trasera de la moto, que permite la grabación instantánea de una carrera. El sistema está hecho a conciencia y a prueba de golpes, para que la cámara en cuestión no sufra ningún daño y cual motorista cinematográfico, puedas surcar las carreteras del mundo.



La MotoComm DSR-1003G es capaz de grabar audio y vídeo a una resolución máxima de 320×240 megapíxeles y 30 imágenes por segundo. La cámara en sí tiene una memoria de 1 GB, ampliable hasta 4 GB con una tarjeta MicroSD.

También incorpora una pantalla LCD que podría ser útil como retrovisor para la parte trasera del vehículo, al igual que este espejo retrovisor con cámara. Los que quieran escuchar música durante el viaje, podrán utilizar la cámara como reproductor, ya que soporta archivos MP3.

Si queremos descargar nuestras películas, sólo tendremos que conectar el aparato con un cable USB a nuestro ordenador o reproducirlas a través de la salida de audio/vídeo que se encuentra en el mismo DSR-1003G. El paquete de MotoComm puede adquirirse a través de la tienda de Motorcycle Superstore al precio de 280 euros.

Vía: Travelizmo

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.