Al MacBook Air le han salido dos imitadores. El diseño ultrafino del ordenador portátil de Apple ha sido la inspiración de MSI X-Slim 320 y su hermano mayor el MSI X-Slim 600, los dos nuevos portátiles del fabricante MSI. No llegan a ser ultraportátiles, pero se acercan mucho. Y dado que, cada vez hay más productos que están entre el portatil y el ultraportatil, igual habría que comenzar a buscar una denominación.

Ambos han sido presentados en China y rápidamente, las webs de todo el mundo se han apresurado a decir que MSI había lanzado su competidor al MacBook Air. Veamos por qué.


El MSI X-Slim 320 viene provisto de una pantalla de 13,4 pulgadas con una resolución de 1366×768 pixeles. Su grosor es sorprendente, ya que no alcanza los 2 centímetros y se queda en 1,98, llegando a medir seis milímetros en algunas partes. Su peso es de un kilo trescientos gramos, ideal para transportarlo donde se quiera.

La apuesta menor de MSI trae 160 GB de memoria de estado solido, su sistema operativo es el Windows Vista, cuenta con un procesador Intel Atom a 1.5 Ghz, conectividad WiFi compatible con 802.11n, conexión móvil de alta velocidad HSDPA, Bluetooth, lector de tarjetas de memoria y tres puertos USB 2.0.

Además se le pueden añadir hasta dos GB de RAM y funciona con la plataforma Nvidia Ion. En cuanto a baterías, se puede elegir entre dos, una de cuatro celdas y otra mayor, de ocho, con la que se pueden conseguir hasta 10 horas de autonomía.

¿Su precio? Saldrá por unos 800 dólares, unos 596 euros a partir del segundo trimestre del año.

Su hermano mayor se llama MSI X-Slim 600 tendrá unas prestaciones parecidas pero con un procesador Intel Centrino 2 y una pantalla mayor, de quince pulgadas y formato panorámico de 16:9.

Vía: Engadget

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...