Tras el éxito cosechado con la DP1, Sigma ha anunciado que su sucesora, la DP2, llegará a las tiendas a finales de mayo a un precio estimado de 700 euros. Hay cámaras compactas mucho más baratas en el mercado pero Sigma ha conseguido posicionarse muy bien con esta serie de cámaras de aire decididamente retro.

Pero con unas características técnicas realmente envidiables que acercan la DP2 más a una reflex que a una cámara de bolsillo. Entre las novedades del nuevo modelo destaca el cambio de lentes por un equivalente a 35 mm y un procesador de imagen True II mejorado.


La Sigma DP2 ostenta la impresionante marca de 14 megapíxeles. Con todo, cualquiera que entienda un mínimo de fotografía sabe que los megapíxeles son, en realidad, lo menos importante en una cámara digital. La resolución final que nos marca esta cifra sólo indica el tamaño al que vamos a poder imprimirla sin perder calidad, pero no necesariamente la calidad de imagen. Gran parte del mérito de este factor se lo lleva el sensor de la cámara o, más concretamente, su tamaño. Tanto la DP1 como esta nueva DP2 llevan un sensor Foveon X3, desarrollado por la propia Sigma. En la foto sobre estas líneas podeis ver la comparación del Foveon X3 con un sensor típico de compacta. El enorme tamaño de esta pieza implica que la DP2 puede captar muchísima más luz.

La óptica de la Sigma DP2 también se ha mejorado con una lente fija de 24,2 mm (equivalente a 41 mm en óptica tradicional) y 2,8 de luminosidad. La sensibilidad ISO va en consonancia y alcanza los 1600 ISO. La DP2 es capaz de guardar las imágenes tanto en el formato JPG como en RAW. Este último es un formato específico de fotografía profesional cuyos archivos pesan en torno a 15 Mb cada uno pero que permite una manipulación extraordinaria de las fotos como si se tratara de un negativo.

La DP2 cuenta con 8 modos de disparo incluyendo el modo libre y puede configurarse como autofocus o enfocar a 9 puntos AF. También graba vídeo en formato AVI a 320×240 y 30 FPS. Los archivos resultantes se graban en tarjetas SD compatibles con SDHC o MMC. La Sigma DP2 pesa 260 gramos y mide 113.3 x 59.5 56.1mm.

A pesar de su precio de 700 euros, y de que no ofrece tampoco unas mejoras revolucionarias sobre la DP1, el nuevo lanzamiento de Sigma es probáblemente la mejor compacta del mercado. Recomendada para usuarios exigentes que no quieran cargar con una reflex de objetivos intercambiables.

Vía: Engadget / Quesabesde

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.