La tinta electrónica no sólo se encuentra en los libros electrónicos. Phosphor, una firma ubicada en Honk Kong, es la dueña de esta nueva colección de relojes de tinta electrónica, un material tan fino como el papel en el que se puede estampar la hora y el calendario. Pero tranquilos, que esto no es un prototipo. Y es que estamos demasiado acostumbrados a recibir proyectos sin finalizar. Phosphor ha querido dar un paso adelante y poner a disposición del gran público un gran surtido de estos innovadores relojes.


Las pantallas son tan finas que pueden curvarse y dar una estética muy curiosa al reloj. Gracias a la tinta electrónica es capaz de mostrar la hora en formato digital y analógico, además de enseñar un calendario indicador. La interacción del usuario sobre este chisme es prácticamente nula, lejos de parecerse a la sofisticación de los WristFone 97020 y 97030, dos relojes de pulsera con teléfono móvil integrado.

Otra de las pegas de esta colección de Phosphor es sus pantallas en blanco y negro. A estas alturas será difícil olvidarse de que existen pantallas más coloridas y animadas. En cualquier caso, el comprador convencido podrá adquirir hasta tres gamas de relojes, según se prefiera en formato analógico, digital o en el modo de calendario. Los precios oscilan entre los 120 y 200 euros, con los gastos de envío aparte.

Vía: Gizmodo

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...