La Lomografía está de moda. Es una tendencia “artística” que consiste en hacer fotografías con cámaras lomográficas. Estas cámaras son automáticas, de alta sensibilidad y capaces de registrar luz y movimiento sin flash. Sus fotos se reconocen de un vistazo.

El caso es que esta tendencia ha disparado la aparición de cámaras analógicas con distintos diseños y funciones, como por ejemplo las de multiobjetivo. Esta Pop Art Color Camera es una demostración de ello.


El arte Pop nació a finales de los 50 y se desarrolló durante los 60. Se trataba de convertir en arte los símbolos e iconos más populares. La lata de tomate Campbell o las repeticiones de Marilyn de Warhol son dos de los ejemplos más conocidos.

La Pop Art Camera es analógica, por lo que utiliza carrete de fotos en vez de una sofisticada tarjeta de memoria. Las fotos no se ven por tanto en el ordenador, sino que hay que revelarlas, tal y como se hacía en los mismos años 60.

Su peculiaridad es el multiobjetivo. La Pop Art Camera tiene cuatro objetivos que sacan cuatro fotos de la misma escena pero en diferentes colores: amarillo, azul, verde y rojo.

Es bastante económica y divertida. Su precio es de sólo quince euros, si eres un fanático del Pop Art, si estás harto de contar megapíxeles o si quieres hacer fotos de otra manera, disfrutando la incertidumbre hasta el revelado o sin poder borrar fotos, es tu cámara. Al fin y al cabo siempre hay más de un nostálgico que lo agradecerá.

Vía: Gizig

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...